La ciudad

Tuvieron que sumar una colación

En el comedor de la Escuela Nº 1.396 no solamente se sirve el desayuno, el almuerzo y la merienda.

Martes 09 de Octubre de 2018

En el comedor de la Escuela Nº 1.396 no sólo se sirve el desayuno, el almuerzo y la merienda. Allí, con fondos de la cooperadora, se empezó a repartir una colación a media mañana, porque los chicos no podían esperar hasta el mediodía para comer.

"Las familias de los chicos la están pasando económicamente muy mal. Los niños vienen al comedor con hambre y, a media mañana, ya nos están preguntando cuándo se come", explican los docentes.

Por eso, con los fondos que las madres juntan en las ferias de ropa y de comidas, compran alfajores, cereales o galletitas, para que los alumnos puedan "tirar" hasta la hora del almuerzo.

El aumento de la demanda en el comedor no es una realidad particular de la escuela primaria de barrio Santa Lucía. A mediados del año pasado, el Ministerio de Educación de la provincia advirtió que se habilitaron espacios para 10 mil nuevos chicos que comen en la escuela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});