Pandemia

Transportistas de turismo pidieron que se declare al sector en emergencia

En Rosario la actividad agrupa a unas 50 firmas, en gran parte Pymes que están sin actividad desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena.

Miércoles 03 de Junio de 2020

Sin actividad desde el inicio de la cuarentena y con dificultades para acceder a los programas de asistencia dispuestos por Nación y provincia, los transportistas de turismo reclamaron que se declare al sector en emergencia. Sacaron ayer a la calle sus colectivos y combis y recorrieron gran parte de bulevar Oroño y avenida Pellegrini. Advirtieron que gran parte de sus empleados no pudo acceder al pago del salario complementario (del programa nacional de asistencia de emergencia al trabajo y la producción) correspondiente a abril.

En una caravana que incluyó una decena de micros de doble piso, cada uno identificado con el color y la marca de su empresa, y otras tantas combis, los transportistas partieron a media mañana desde el edificio del Casino Rosario, en la zona sur, con destino a la Estación Fluvial. La presencia de los vehículos por las avenidas no pasó desapercibida.

La manifestación agrupó a empresas de Rosario y la región en una movida que formó parte de una manifestación que se replicó en las ciudades de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Tucumán y Mar del Plata. Esas localidades agrupan a la mayoría de las 3.500 empresas de transporte turístico que existen en el país. Generalmente, empresas chicas o medianas con un promedio de 10 empleados.

Embed

"Fue una movilización espontánea para manifestar el mal momento que está pasando el sector, se desarrolló por afuera de la cámara que nos agrupa a nivel nacional (Cámara Empresaria de Transporte Turístico y Oferta Libre, Cetol)", apuntó Marcelo Méndez, de la empresa Catalina Viajes.

En Rosario y el Gran Rosario, la entidad agrupa a unas 50 empresas, en gran parte Pymes, que están sin actividad desde el 20 de marzo, primer día del aislamiento preventivo y obligatorio por la pandemia de Covid-19.

"Somos empresas habilitadas para hacer traslados nacionales y a países limítrofes. Damos empleo a 500 personas en forma directa y estamos olvidados por el gobierno nacional", se quejó Marcos Lauri, de la empresa que lleva su apellido, y advirtió que, concluido mayo, sólo el 11 por ciento del personal de estas firmas logró cobrar el salario complementario de abril sostenido por el gobierno nacional.

transporte turismo03.jpg

El beneficio alcanza a las compañías inscriptas en el programa de asistencia de emergencia al trabajo y la producción (ATP) y fue tomada por el gobierno nacional como una forma de revertir la afectación de algunos sectores de la economía derivado de la extensión de la cuarentena. De esta forma, a través de la Ansés, el Estado se hace cargo de entre el 70 y el 50 por ciento de los sueldos netos de los empleados correspondientes a los meses de abril y mayo.

Al límite

Según advierten los referentes del sector, los problemas no se acotan a las dificultades para el cobro de salarios de los empelados. Para José Petrocelli, de Team traslados, las empresas de transporte turístico están entre los rubros más afectados por la cuarentena. "Las firmas están atravesando una situación límite, no sólo por la falta de actividad sino también por las dificultades que tenemos para acceder a los beneficios dispuestos por el gobierno para otras empresas", cuestionó y advirtió: "No podemos acceder a los créditos con tasas diferenciales que ofrece Nación ni provincia porque somos sociedades y no calificamos". Por eso, se sumaron al pedido de declarar la emergencia económica, productiva y fiscal del rubro, una herramienta que les permitiría acceder a una serie de beneficios económicos y fiscales pensados para alivianar las consecuencias del parate de la actividad. "Nos sentimos olvidados. No sabemos cuándo podremos volver a la actividad ni tampoco de qué manera ni qué empresas seguirán en pie después de que termine la crisis sanitaria", advirtió Petrocelli.

Buses escolares en situación crítica

Decenas de transportistas escolares marcharon ayer para reclamar una salida a la situación crítica que están atravesando a raíz del aislamiento social. “Somos el primer rubro que quedó sin actividad y por lo visto seremos los últimos en volver”, aseguraron. “En Rosario somos unas 314 camionetas escolares y unas 14 mil familias en el país y no tenemos posibilidad de acceder a la IFE porque nos toman nuestro vehículo como capital y no como capital de trabajo; también quedamos fuera de los créditos de tasa cero”, dijo la vocera de la entidad, Sel Ruiz Brizuela.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario