Pandemia

Suspenden por treinta días todas las cirugías programadas en sanatorios

Lo mismo se hizo en los hospitales municipales; en los provinciales ya estaban suspendidas. Buscan liberar camas para atender a pacientes con Covid

Martes 27 de Abril de 2021

Los niveles críticos de ocupación de camas obligaron al gobierno provincial a suspender todas las cirugías programadas en los sanatorios y hospitales públicos de la órbita municipal durante los próximos 30 días. En los hospitales provinciales, en tanto, ya estaban suspendidas.

El titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Roberto Villavicencio, aseguró que gradualmente en las próximas 48 horas la medida se estará “cumpliendo en su totalidad”, aunque consideró que “es necesario reevaluarla al menos en 15 días”.

Por su parte, el secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, acordó con la decisión y señaló que en los efectores de la ciudad “ya se redujo todo lo programable”.

El escenario es crítico, más aún en el sector privado y así lo reconocen desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios. “Estamos igual o peor”, dijo Villavicencio y remarcó la alta ocupación de camas de terapia intensiva.

El referente del sector privado de la salud admitió que la situación en los sanatorios es “más difícil que en el sector público, que está más descomprido”. E indicó que esto viene siendo así en el último mes y que “la ocupación en los privados se viene manteniendo entre 15 y 20 puntos por arriba de la que tienen los hospitales”.

Las razones, que son múltiples, apuntan sobre todo a que la población que se está contagiando en esta segunda ola es “la más activa” y agregó: “Es la gente que trabaja, hace deportes, jefes y jefas de familias que llevan chicos de acá para allá, que no están vacunados y están más expuestos, además de ser los que por tener menos temor que los adultos mayores mantienen la vida social de encuentros y reuniones”.

Tomar medidas

En ese contexto de un sistema que trabaja al límite de sus posibilidades, la ministra de Salud, Sonia Martorano, extendió ayer a privados y municipio la decisión de suspender por 30 días las cirugías programadas, una medida que ya habían tomado desde el 1º de abril en los hospitales provinciales y que solo prevé dos excepciones: las urgencias y las intervenciones oncológicas de carácter impostergable.

Y establece además “la absoluta prioridad a la atención e internación de la patología Covid-19, en tanto que a criterio médico, no se ponga en peligro la salud de los demás pacientes”, indica la resolución ministerial.

“Habíamos pensado que sería por 15 días y no por 30”, destacó Villavicencio, quien si bien reconoció la gravedad de la situación pidió que la medida “se revea en 15 días”.

Así y todo, adelantó que llevará entre 24 y 72 horas implementarla, ya que hay pacientes esperando con quirófanos reservados que la medida se cumplimente en un ciento por ciento, pero garantizó que así se hará en los próximos días.

Villavicencio estimó que a partir de allí la descompresión del sistema también se irá notando, aunque insistió en que “lo óptimo es que la medida se tome por 15 días, no solo por la necesidad de los pacientes luego de un año con un largo período sin cirugías, sino además por la sustentabilidad de las instituciones”.

Postergar lo reprogramable

Por su parte, Caruana señaló que “la disminución de todo lo reprogramable fue parte de los acuerdos, y era necesario que en este contexto todos los subsectores de la salud tomaran esta medida”.

Sin embargo, del funcionario destacó que “hay una dimensión de lo ambulatorio que no se puede dejar de lado más allá de la priorización de los pacientes Covid, como son los controles prenatales, los de vacunación y de primera infancia, y mucho de lo que estuvo frenado el año pasado”.

Sí coincidió en que las camas con oxígeno y las plazas de las áreas de cuidados intensivos sean prioridad para la atención de pacientes con coronavirus. En ese punto, dejó en claro que “así como el testeo y el aislamiento precoz son fundamentales, también llegar antes en la atención, en la internación e incluso en la internación en una terapia intensiva, mejoran la evolución de los pacientes”.

Empatía y respeto

La ministra de Salud reclamó “responsabilidad” y “cumplimiento” de las restricciones vigentes. Este lunes habló de “alerta sanitaria” y afirmó que de continuar la tendencia “no se los va a poder atender” porque “ya no se pueden aumentar las camas”.

Sin ocultar su enojo, reclamó que se respeten por lo menos las restricciones y cuidados que están vigentes. “Veo gente jugando al fútbol 5 cuando claramente no mantienen los dos metros de distancia. Estamos al límite del sistema sanitario y de recursos humanos”, insistió y apeló a la empatía con los equipos médicos que están sosteniendo la atención en esta segunda ola de contagios.

“Mientras tenemos colegas de 30 años haciendo tres guardias por semana, hay gente de la misma edad que está pidiendo tomar cerveza todos juntos”, dijo y recalcó que “hay que tener un poco de empatía y respeto”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario