La ciudad

Solo 15 líneas concentran la mayoría de los pasajeros en el transporte local

De las 44 que integran el sistema en la actualidad, las de mayor demanda movilizan al 63% de los usuarios y recorren el 54% de los kilómetros

Lunes 14 de Diciembre de 2020

La severa crisis que atraviesa el sistema de transporte urbano de pasajeros quedó crudamente expuesta en el último informe que presentó la Municipalidad de Rosario, el miércoles pasado, en la primera reunión virtual de la comisión de seguimiento de la emergencia en el TUP, entidad creada por el Concejo Municipal para acompañar el necesario rediseño de este servicio en la ciudad. En ese relevamiento, exhibido por la Secretaría de Movilidad, se volcó en números y estadísticas la preocupante baja en la cantidad de usuarios, la superposición de recorridos en el área céntrica, la necesidad de mejorar las frecuencias en algunos corredores, y también se enfatizó que de las 44 líneas que posee la flota local, las 15 con mayor demanda concentran el 63 por ciento del total de pasajeros, y recorren el 54 por ciento de los kilómetros.

Este angustiante escenario general se intensificó con la pandemia por el coronavirus, ya que los problemas de financiamiento, las restricciones sanitarias y una histórica medida de fuerza que derivó en paros de más 80 días de los choferes, desembocaron en una situación de desequilibrio total. En ese marco, la declaración de la emergencia en el TUP pretende apuntalar señales de reconstrucción y la búsqueda de un plan integral que se adecue a esta nueva normalidad.

En ese encuentro virtual se resaltó que al principio de la pandemia el sistema contaba con 450 mil pasajeros diarios, y en los últimos días tiene un promedio de 110 mil. Y que la recaudación cayó de 12 millones de pesos al día, a unos 3 millones.

Embed

El relevamiento expuesto por las autoridades locales destacaba que de las 44 líneas que posee la flota en Rosario, las 15 con mayor demanda transportan el 63 por ciento del total de pasajeros y recorren el 54 por ciento de los kilómetros.

Según el reporte, las líneas más usadas son: 110, 107, 103, 122, 142, 146, 153, 143, 145, 128, 133, 115, K, 112, y 140. Como parte de los desafíos estratégicos que debe afrontar el nuevo plan, marca que se produce en la ciudad una importante superposición de recorridos en la zona céntrica.

El análisis general puntualiza además que el sistema cuenta ahora con una flota de 427 unidades, que la frecuencia promedio ronda los 20 minutos, que de las 44 líneas 15 tienen dos banderas, y que el total de pasajeros en octubre pasado fue de 2,4 millones.

En ese mismo marco de análisis, se remarcó que el 9 por ciento de los viajes son trasbordos gratuitos que se producen en calles principales o avenidas, y que el índice pasajero kilómetro cayó un 65 por ciento en los últimos tres años.

El informe municipal puso especial énfasis en el uso nocturno del transporte, que se entiende como un esquema que necesita ajustes. Expuso que el horario de mayor demanda del TUP se produce de 7 a 17. Mientras que los horarios de menor demanda son de 21 a 23 y de 0 a 5.

Precisa que el promedio nocturno de viajes diarios en este 2020, de lunes a viernes ronda los 617, que representan el 0,5 por ciento del total de viajes diarios. En tanto, los sábados son 745 (1 por ciento), y los domingos llega a los 669 (1,8 por ciento).

Más pasajeros

Entre las principales conclusiones, desde la Intendencia subrayaron la necesidad de incrementar la cantidad de pasajeros transportados, de mejorar la frecuencia en los principales corredores, de no reducir la cobertura barrial, de eliminar la superposición de recorridos, de reducir los kilómetros improductivos, y de potenciar el uso del trasbordo.

Además, destacó que el nuevo plan debe apuntar a mantener la flota operativa y sostener la dotación de conductores de colectivos.

Para llegar a esos objetivos trazados, remarcaron que tienen que reforzarse los servicios en las líneas con mayor demanda de pasajeros, se deberían establecer corredores prioritarios que potencien el boleto por hora, y fomentar fusiones de líneas existentes que permitan jerarquizar nuevos recorridos, con mejores frecuencias.

También, racionalizar la cantidad de líneas en el área central, generar nuevas conexiones interbarriales con líneas unificadas y analizar alternativas para el servicio nocturno y en los horarios de menor demanda.

Vale enfatizar que en este último encuentro virtual, la secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, remarcó que los cambios en los recorridos y las frecuencias se comenzarán a implementar “después de las fiestas de fin de año”, para no afectar los hábitos de los rosarinos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS