Pandemia

Santa Fe gestiona ante el gobierno nacional el regreso de las clases presenciales

El objetivo es quitar a los departamentos Rosario y San Lorenzo de la calificación de alerta epidemiológica que colocó la administración central

Martes 04 de Mayo de 2021

Tras un encuentro virtual entre el gobernador Omar Perotti y parte de su gabinete con los intendentes de los departamentos Rosario y San Lorenzo, el mandatario santafesino dejó en claro que insistirá con gestiones ante Nación para sacar a esas jurisdicciones de la alarma epidemiológica que dispuso la administración central, con el fin de garantizar el regreso de la presencialidad en las escuelas.

Perotti se reunió este lunes por videoconferencia con los intendentes y presidentes comunales de los departamentos Rosario y San Lorenzo, y de las ciudades de Santa Fe, Rafaela, Venado Tuerto y Reconquista, que cuentan con unidades de terapia intensiva.

El gobernador gestionó ante el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, rever la forma en la que se han determinado los indicadores sanitarios en Santa Fe.

“No contamos con una distribución territorial de terapias, con lo cual entendíamos que allí hay parámetros que pueden, y deben a nuestro entender, cambiarse, y que colocarían a Rosario y San Lorenzo en zona de alto riesgo, compatibles con el resto de los departamentos y que nos permitirán tomar medidas homogéneas, como venimos haciendo hasta aquí”, fundamentó Perotti.

Destacó que “el decreto de necesidad y urgencia (DNU) tiene por objetivo bajar la circulación y los niveles de contagio, y entendemos que los indicadores que se diseñaron generan dificultades para su cumplimiento”.

El gobierno santafesino consideró que una redefinición de los mismos, colocando a todos los departamentos en alto riesgo, permitiría una mayor efectividad en su cumplimiento, la aceptación por parte de la población, y el compromiso de todos en garantizar menor circulación.

“Queremos cuidar las actividades productivas y laborales y también la presencialidad en las escuelas”, remarcó el gobernador.

Además, trascendió después de la reunión virtual que todos los intendentes propusieron generar un documento para respaldar este pedido.

A lo largo de la semana está previsto que arriben a la provincia funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación con el fin de monitorear de cerca la situación epidemiológica, y a partir de allí analizar si se pueden rever algunos factores. Todo ello de cara a resolver lo antes posible la vuelta a la presencialidad. De todos modos, los funcionarios acordaron cumplir dos aspectos: respetar lo que estableció el DNU presidencial y revisar estos criterios de medición.

La reunión comenzó pasadas las 17 y se hizo por videoconferencia. Entre otros participaron los intendentes Pablo Javkin, sus pares del departamento Rosario y los jefes comunales del departamento San Lorenzo.

“Está previsto que vengan en el transcurso de la semana funcionarios nacionales para seguir articulando el plan de contingencia y trabajo de cara a la segunda ola. Sumarán 25 respiradores para seguir ampliando la cantidad de camas críticas”, destacó un vocero del Ministerio de Salud santafesino.

Hoy se espera la llegada a Santa Fe del ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, para poner en marcha el hospital de campaña frente al hospital Cullen. Y en este contexto se buscará avanzar con más respiradores para la provincia.

Tras el encuentro, Javkin le indicó a La Capital que expuso un escrito que más temprano había hecho público y mencionó que existió “una coincidencia en relación a plantear que Santa Fe obtenga sus facultades para rever medidas y revertir el tema de las diferencias entre distritos que no responden a la realidad sanitaria de la zona”. En este marco, el intendente insistió que el espíritu compartido entre provincia y los municipios es recuperar lo más pronto posible la presencialidad educativa.

“El planteo hecho fue a través de lo que establece el propio DNU que consiste en usar los mecanismos para su revisión a través de lo que analice el Jefe de Gabinete (Santiago Cafiero). Es la vía más rápida para conseguir un cambio de calificación. La provincia ya concretó esta gestión y nosotros reforzamos la postura coincidente de la ciudad. El decreto está vigente, pero la expectativa es que se pueda revertir”, subrayó.

En otro orden, Javkin fue de lleno a la cuestión de la ausencia de alumnos en las aulas. “La escuela es parte fundamental de la presencia del Estado, sobre todo en los lugares más vulnerables. La presencia de los chicos en sus bancos de aula garantiza las pautas de cuidados diarios en lo sanitario y epidemiológico y de esta forma también se evita que el impacto de toda naturaleza sea aún mayor en sectores del tejido social más desfavorecido”.

Sobre los criterios aplicados desde el viernes pasado por la Casa Rosada, Javkin indicó que “cuando se toman definiciones desde la mirada del Amba sobre el conjunto del país, se pueden cometer errores”.

A su vez, el titular del Palacio de los Leones consideró inoportuno judicializar la prohibición por una semana de las clases presenciales y se mostró interesado sobre el viernes ver cómo está la curva de casos, los índices de evolución y los factores que impuso Nación para calificar a la ciudad en alerta.

En relación a las gestiones para la llegada de más respiradores, Javkin indicó que Rosario hará su aporte en la gestión de materiales y el factor humano.

Acompañaron al gobernador los ministros de Gestión Pública, Marcos Corach; de Salud, Sonia Martorano; de Trabajo, Seguridad Social y Empleo, Juan Manuel Pusineri; de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad, Roberto Sukerman; y de Educación, Adriana Cantero; el secretario de Comercio Interior, Juan Marcos Aviano; el fiscal de Estado, Rubén Weder; y Judith Díaz Bazán, Médica Infectóloga parte del equipo de la Subsecretaria de Integración de los Sistemas del Ministerio de Salud de la Nación

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario