La ciudad

Rompen vidrieras en el centro y crece el vandalismo en el Paseo del Siglo

Se suman las quejas de vecinos por los problemas de convivencia en esa zona, donde hay tres boliches que ya suman 22 denuncias por ruidos molestos.

Lunes 12 de Agosto de 2019

La zona del Paseo del Siglo volvió a ser epicentro de los efectos del vandalismo. En la madrugada del sábado, varias vidrieras de comercios de la zona fueron destrozadas en el maro de una ola que perece no detenerse. En el entorno de Santa Fe y Presidente Roca, tres boliches acumularon en un año 22 denuncias por ruidos molestos.

La Capital ya había dado cuenta hace algunos días de los problemas que enfrentan los vecinos de ese sector neurálgico de Rosario. "Se descontroló la situación. Es tierra de nadie. Llamamos a la GUM y no tenemos respuesta y la policía viene de vez en cuando", habían asegurado vecinos y comerciantes.

La descripción es preocupante. Cada fin de semana, la postal se repite. Rotura de vidrieras, madrugadas con grupos a los gritos y puertas de edificios que se usan como sanitarios.

Y cuando los comercios cierran sus puertas, el centro queda vacío y las calles se vuelven más inseguras. A los quejas de los vecinos ligados a la vecinal Ernesto Sábato se agregaron los comentarios de los lectores de este diario. "Gritos, peleas, botellazos, picadas, arrebatos, veredas ensangrentadas, mugre todos los domingos a la mañana y hasta fiestas electrónicas privadas", posteó un lector. Otro agregó: "Lo mismo sucede con La Misión del Marinero (Sarmiento y el río). Decenas de constancias de la GUM, constancias de ruidos molestos, reclamos administrativos firmados por más de 100 familias y nada".

En el Paseo del Siglo, en tanto, la conflictividad está planteada con un boliche de muchos años de existencia ubicado en Santa Fe entre Paraguay y Presidente Roca, un cantobar en la cuadra siguiente (situado frente al hotel de Santa Fe al 1600) y otro boliche de Presidente Roca al 700.

Entre los tres, en menos de un año ya acumularon, según registros oficiales de la Secretaría de Control y Convivencia, unas 22 denuncias. Doce de ellas fueron hechas contra el boliche Bogart (Santa Fe al 1600) en su gran mayoría por ruidos molestos. El resto de los reclamos recepcionados obedece a los otros dos locales bailables.

Un caos

Este fin de semana se produjeron nuevos incidentes. "Fue un caos, hubo ruidos, desmanes y roturas de vidrios de negocios y robo también", contó un vecino a LaCapital.

Así, detalló que "en el local de Laundry de Córdoba y Presidente Roca y la zapatería Ruben, de Santa Fe y España, rompieron las vidrieras y robaron. Todo esto es producto de los daños colaterales que ocasionan los boliches en la zona", aseguró.

Según voceros oficiales, desde hace aproximadamente 30 días se dispuso en esa zona un operativo de prevención con énfasis en la desconcentración y el ordenamiento del estacionamiento y circulación en su mayoría de motocicletas. A su vez, los funcionarios dijeron que se mantuvieron diversas reuniones con gente de la vecinal y vecinos de la zona.

El miembro de la comisión directiva del Centro Comercial Paseo del Siglo (representa a más de 100 comercios de esta gran galería), Miguel Angel Marcogliese, sumó su voz a esta problemática e indicó que desde su entidad se vienen realizando intensas gestiones con el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y los jefes y subjefes policiales de la ciudad.

"Hemos encontrado una respuesta importante y y hacemos constante recepción de los problemas de la zona tanto en limpieza, seguridad y acciones comerciales", dijo y admitió que "en los desmanes que se producen por la madrugada han roto vidrieras de varios asociados. También en plaza Pringles han vandalizado los juegos y claramente los que más lo sufren son los vecinos que viven aquí, que no pueden dormir los fines de semana".

En materia de controles, la secretaría a cargo de Guillermo Turrin realizó en el boliche Free Pass (Presidente Roca 719) en los últimos 12 meses 45 inspecciones. Se indicaron trabajos de insonorización, cambio en la ubicación de las motos, en el horario de ingreso y acompañamiento policial a la salida.

En el caso de Bogart (Santa Fe 1623) está habilitado como bar con amenización musical y números en vivos (Cantobar). En el último año se hicieron 67 inspecciones en el lugar. En el caso de María (Santa Fe 1569), "los viernes abría con el nombre de Clo y ese público generaba conflicto por la edad (18 a 23 años). Se le realizaran 58 inspecciones. El 23 de junio se realizó una clausura preventiva.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario