Transporte

Quieren testear transportistas que viajen a Buenos Aires

Transporte. El municipio también busca hacerles exámenes de detección a quienes trabajan en los peajes y empresas de logística y distribución.

Viernes 22 de Mayo de 2020

La Municipalidad pretende llevar los operativos de testeo de coronavirus a empresas de transporte y grandes firmas que mantengan una vinculación comercial estrecha con las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y el conurbano bonaerense, donde existe una alta circulación de Covid-19. La medida busca extender las tareas de vigilancia epidemiológica que la semana pasada se pusieron en marcha en los accesos a la ciudad.

La propuesta de esta nueva modalidad de acciones preventivas para contener un segundo brote de la enfermedad fue uno de los temas que se abordó en la última reunión del Consejo de Gestión de Riesgo. Este espacio fue creado en el marco de la emergencia sanitaria con el objetivo de atender a las demandas que plantea la pandemia, y cuenta con la participación de funcionarios de todas las áreas del gobierno local.

Según explican fuentes cercanas a la gestión municipal, el proyecto para la extensión de los testeos en grandes empresas con vínculo con localidades de gran circulación del virus se presentará en las próximas horas ante las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia. Con la opinión de los funcionarios santafesinos la propuesta terminaría de cerrarse, ya que la provincia tendría que garantizar los insumos para llevar a cabo los análisis.

En principio, las acciones se presentarían como una segunda etapa del trabajo que comenzó a realizarse el lunes pasado en Empalme Graneros con el objetivo de "salir a buscar" a aquellas personas que puedan estar transitando la enfermedad en forma asintomática o oligosintomática, es decir con pocas manifestaciones clínicas.

La confirmación temprana de la infección no sólo permite garantizar una atención adecuada a las personas, sino también poder cumplir en forma anticipada con las condiciones de aislamiento y avanzar en la búsqueda de sus contactos estrechos. Tres medidas que ya mostraron su efectividad para evitar nuevos contagios.

En la Secretaría de Salud municipal advierten que los últimos casos positivos de coronavirus confirmados en Rosario tuvieron antecedentes de viajes a la ciudad y la provincia de Buenos Aires, los dos distritos con mayor cantidad de casos confirmados en el país. Por eso, advierten, en esta nueva etapa las actividades preventivas deben atender esa realidad.

Según apuntan, las estrategias deben focalizarse en aquellas "comunidades cerradas" donde convive gente que constantemente "va y viene" entre Buenos Aires y Rosario, lo cual aporta un "riesgo claro" de transmisión de la enfermedad.

Los monitoreos se realizarían en virtud de un protocolo acordado con las empresas y estarían destinados principalmente a los empleados que hayan presentado algún síntoma de la enfermedad, como fiebre, tos, dolor de garganta o pérdida del gusto y del olfato, por mínimo que fuera.

Un avance

La reunión del Consejo de Gestión de Riesgo se realizó el martes pasado de manera virtual, tal como lo impone la pandemia. Participaron referentes de las distintas áreas: salud, seguridad, transporte, asistencia social y donaciones y suministros.

Durante la reunión se analizó el avance del programa de testeo en los barrios y zonas vulnerables de la ciudad (ver aparte). Y la posibilidad de iniciar otras etapas de estos testeos en empresas de transporte y grandes industrias o depósitos con vinculación comercial estrecha con las áreas del país más afectadas por la pandemia.

Con el mismo argumento, se planteó la posibilidad de extender los controles a los trabajadores de empresas de peajes, sobre todo los de las cabinas instaladas en las autopistas a Buenos Aires y Córdoba. También a los trabajadores o voluntarios de instituciones cerradas, como los geriátricos o los refugios para personas en situación de calle o de adultos mayores.

La ampliación de los testeos apoyará otras acciones preventivas que la ciudad ya viene implementando.

La semana pasada, municipio y provincia intensificaron los controles a camioneros en los accesos a la ciudad, por donde diariamente se estima que circulan unos 800 vehículos de carga provenientes de Buenos Aires.

Desde entonces, en los accesos, policía y agentes municipales se encargan de tomar la fiebre a los conductores de vehículos de carga.

También se profundizó la fiscalización de los protocolos sanitarios en depósitos, transportes y centros de logística y distribución de mercaderías que operan en la ciudad. Se trata de unos 351 depósitos de mercaderías de más de 1.000 metros cuadrados y 52 centros logísticos que están habilitados.

A todas esas firmas se les solicitó la presentación de los protocolos sanitarios aprobados por la provincia, la nómina de empleados en contacto con la mercadería en tránsito y, al mismo tiempo, si habían requerido a sus proveedores el cumplimiento del protocolo para logística y transporte de mercaderías.

Con esa información, personal municipal comenzó a realizar las inspecciones en los depósitos y centros de logística y transporte con el propósito de corroborar que se lleven a cabo los protocolos sanitarios previstos en el marco de la pandemia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario