La ciudad

Piden debatir la actividad comercial en los fines de semana largos

Ante la gran cantidad de turistas que visitaron la ciudad en el feriado, desde el sector empresario destacan que ese análisis es una "materia pendiente".

Miércoles 14 de Febrero de 2018

Tras la gran cantidad de movimiento que tuvo la ciudad en este fin de semana largo, desde el sector empresario admitieron que se debería debatir la actividad comercial en este tipo de fechas para aprovechar y traccionar hacia otros rubros los visitantes que pasan por Rosario. Autoridades de la AER (Asociación Empresaria de Rosario) indicaron que sólo abrió el 5 por ciento de los negocios en los centros barriales y en el centro histórico, y de la misma manera reconocieron que sería interesante evaluar si es beneficioso ampliar las ofertas para aquellos que realizan turismo por la ciudad en estos feriados.

"No es nada sencillo porque involucraría a mucha gente y debería ser una decisión en conjunto. Pero sin dudas, el comportamiento de los visitantes que pasaron por la ciudad en este fin de semana largo, nos obliga a pensar sobre estos aspectos. Rosario atravesó el mejor feriado de carnaval de los últimos tiempos y eso merece que al menos revisemos si es necesario ampliar la oferta de las actividades comerciales", confió ayer Ricardo Diab, presidente de la AER.

"Sin dudas, esto genera una materia pendiente para la ciudad y una oportunidad para analizar futuras acciones conjuntas. Debemos pensar en generar otros atractivos comerciales, para aprovechar esa inercia que se desarrolla en estos fines de semana largos", remarcó Diab.

Poniendo la lupa sobre el feriado de carnaval que pasó, el empresario destacó que "fue uno de los mejores fines de semana largos, de los mejores de los últimos años".

Y explicó que "el sector hotelero gastronómico tuvo una enorme cantidad de plazas ocupadas y eso se reflejó directamente en los consumos en los restaurantes de la ciudad".

"Este fenómeno se presenta porque se está haciendo una buena promoción de la ciudad desde el aspecto turístico. Se difunden las características que tiene Rosario, y suma interés la conectividad aérea. Ese escenario ha mejorado la posición de la ciudad al momento de una elección en este tipo de feriados", apuntó el presidente de AER. Y amplió: "También el río es un factor de atracción muy importante para todos aquellos que vienen a visitar la ciudad".

De acuerdo a un relevamiento oficial de Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), durante este fin de semana viajaron casi 2.200.000 turistas por todo el país, y hubo un incremento del 1,5 por ciento en las ventas ligadas al turismo, con un gasto directo de más de 7.100 millones de pesos.

"No tengo dudas de que ese movimiento se vio reflejado en Rosario, más allá de que no significa lo mismo para todo el comercio. Hay un comercio que puede estar vinculado a los shoppings y está relacionado a las ventas, que también exhibió incrementos", comentó Diab.

Ubicando el foco de análisis más cerca, el empresario resaltó que "en los centros barriales y en el mismo centro histórico, que estuvo cerrado estos días porque todavía no se generó esa atracción, hay que generar atractivos para que la gente se vuelque a realizar sus compras".

Diab confesó que este análisis representa "una materia pendiente para la ciudad y una auténtica oportunidad para analizar futuras acciones, para que en algún momento también sean atractivos que aprovechen esa inercia".

Y agregó. "Hoy vemos que Rosario se instaló como centro turístico, a su manera, con su estilo, y eso puede servir para que la gente que viene, no sólo piense en los shoppings".

"Esto se discutió muchas veces, pero acá es difícil pensar qué viene primero, el huevo o la gallina. A lo mejor primero hay que afrontar que haya días abiertos y que no venga nadie, hasta que sepan que eso está funcionando, y generar otro atractivo en estos días especiales", profundizó Diab.

"Sin dudas, este trabajo no puede ser sobre la decisión de una sola persona, ni de diez tampoco, tiene que haber un conjunto que esté dispuesto a abrir los centros comerciales barriales y del centro histórico para convertirse en una nueva atracción y en una válida alternativa", sostuvo.

"Es una tarea a largo plazo pero creo que la ciudad consiguió una materia prima circulante, que la ciudad en conjunto debe pensar cómo se puede aprovechar", finalizó el empresario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario