Rosario

Parte de la ex Rural recibe a personas en situación de calle

Ante las bajas temperaturas y la falta de casos de Covid-19, la Municipalidad convirtió un centro de aislamiento en un refugio.

Domingo 28 de Junio de 2020

La llegada de las bajas temperaturas, que se mantendrán en las próximas semanas, y la escasa cantidad de casos de coronavirus, obligó a la Municipalidad a convertir un centro de aislamiento en un refugio donde puedan pernoctar las personas que viven en situación de calle. De esta manera, uno de los galpones preparadas en la ex Rural está alojando, desde el jueves, a 60 personas.

   Quienes ahora duermen en la ex Rural son aquellos que estaban en los clubes Los Rosarinos Estudiantil y Unión y Progreso, pero como estas instituciones retomaron la actividad, hubo que habilitar un nuevo espacio para dar respuesta a quienes pernoctan en la calle.

   Cuando arrancó la pandemia, la Municipalidad preparó, en el predio de Oroño y 27 de Febrero, un gran centro de aislamiento para mil personas, destinado a alojar a quienes tuvieran Covid-19 positivo, pero esta situación hasta el momento no se dio. “Es ridículo que, teniendo ese espacio armado y vacío, no lo utilicemos para la gente en situación de calle, sobre todo cuando se están volviendo a ocupar los clubes”, declaró el secretario municipal de Desarrollo Humano y Hábitat, Nicolás Gianelloni.

   Así, el jueves pasado quedó preparado el nuevo refugio nocturno, en una de las alas de ese gran predio, con capacidad para 60 personas, y ya está completo. “Si hace falta, podemos habilitar más lugares”, declararon desde la Secretaría.

   El otro refugio nocturno para personas en situación de calle que está funcionando se armó en el club Rosario Central, donde hay 20 plazas, también todas ocupadas.

   En tanto, los clásicos lugares como el refugio Sol de Noche, el municipal y La Casona están funcionando como centros de aislamiento. “Allí se trasladó a las personas que estaban en situación de calle y son población de riesgo (mayores de 60 y con patologías previas), y desde entonces están aisladas”, explicaron desde la Municipalidad. Entre las tres sedes, suman 65 plazas.

Campañas solidarias

Como todos los años, las organizaciones solidarias están realizando campañas para juntar frazadas, mantas, ropa de abrigo y alimentos destinados a socorrer a las instituciones y personas más necesitadas.

   Una de ellas es la tradicional campaña de los cuadrados de lana, de 20 por 20 centímetros que realiza Rosario Solidaria. Estos retazos se unen y se conforman mantas para los centros de aislamiento y refugios nocturnos. Además, los voluntarios reparten desayunos todas las mañanas a personas que pasaron la noche en la calle.

   Por su parte, el Movimiento Solidario Rosario (MSR) está desarrollando una campaña para juntar frazadas, ropa de abrigo, artículos de higiene y pañales, en conjunto con cinco clubes que prestan las instalaciones. Hasta el 17 de julio recibirán las donaciones en Sportivo América (Tucumán 2159), El Tala (Cochabamba 570), Hertz (Buenos Aires 4274), Atalaya (Juan Manuel de Rosas 2555) y Temperley (Ayacucho 2153).

A su vez, la organización Haciendo Lío también junta frazadas o acolchados y se ofrece a retirarlos por el domicilio de quien quiera donar. Para colaborar, hay que contactarlos a través de las redes sociales: Instagram, Facebook o Twitter “haciendo lío rosario”. Los voluntarios también están haciendo recorridas nocturnas por la ciudad para entregar comida caliente y también salen a dar desayunos bien temprano.

Los voluntarios que a veces están en la puerta de los supermercados, con el logo de Manos Solidarias Rosario, juntan alimentos para ayudar a un grupo de familias y a varios comedores, además de la gente sin techo. También están realizando recorridas nocturnas para repartir alimentos.

Por último, la organización Integrarte Rosario propone la donación de tortas para que los voluntarios puedan repartirlas en los desayunos solidarios. Quien desee colaborar, podrá llamar al teléfono 0341-153-408926.

Tres por una

Una tienda de ropa decidió ayudar y propone cambiar tres prendas de invierno usadas, y en buen estado, por una nueva que puede elegirse en sus locales. Se trata de la marca Tokio, que cuenta con una sede en el Fisherton Plaza Chic Mall (cerca del aeropuerto) y otra en Funes. La campaña está vigente hasta el 30 de junio y todo lo que se junte será destinado a las organizaciones sociales que colaboran con ropa y mantas para personas en situación de calle. Más información: rossolidaria@gmail.com.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario