La ciudad

Padres de alumnos del Poli le piden a Macri que ponga fin a los paros docentes

Aseguran que las huelgas y el no inicio del segundo cuatrimestre, "hacen que los chicos se lleven cada vez más materias a rendir y busquen otros colegios".

Sábado 21 de Julio de 2018

La reciente decisión de los docentes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) de no comenzar el segundo cuatrimestre encendió la preocupación de un grupo de padres de alumnos del Instituto Politécnico, quienes le enviaron una carta al presidente Mauricio Macri solicitando su intervención y le advirtieron que los alumnos de este secundario "se llevan cada vez más materias a rendir" y otros "buscan otros colegios para no repetir el año".

Según este grupo de padres, quienes reunieron 250 firmas en la carta al primer mandatario, los alumnos ya padecen un 19 por ciento menos de clases en el calendario académico en lo que va de 2018, como consecuencia de la seguidilla de paros que fueron en aumento y ahora desembocaron en la interrupción del segundo cuatrimestre en las 12 facultades de la UNR y en las tres escuelas preuniversitarias (Superior de Comercio, Politécnico y Agrotécnica de Casilda).

Ricardo Fassio es el padre de dos alumnos del Politécnico y uno de los voceros de los padres autoconvocados por el efecto negativo en los alumnos que impone la medida gremial docente.

"Tratamos de buscar que se comprometan a brindar conocimientos básicos de manera que no se pierda el año y tampoco se vean afectados los años siguientes, porque cada nueva enseñanza se cimenta sobre la recibida el año anterior", razonó Fassio.

Como es tradición en el Politécnico, su perfil de escuela secundaria hace que la interrupción del ciclo escolar provoque efectos aún mayores en los alumnos.

"Es más libre que otras. Si prestás atención en clase, repasas al estudiar, por eso las clases presenciales son fundamentales. Y no es lo mismo que para un universitario que arma un plan de estudios, programa materias y da el examen. En estos chicos es imprescindible el cursado", dijo Fassio y consideró que este 2018 "es muy complejo, donde no se termina de aceptar que en pos de una puja política con el gobierno nacional se perjudica a los alumnos".

Carta

El 12 de julio pasado y con la firma de 250 padres del Politécnico, le enviaron una carta al presidente, una modalidad que ya habían puesto en práctica el año pasado.

El escenario es preocupante: desde el 6 de agosto se desarrollará un paro por tiempo indeterminado en la UNR.

En la carta, le hicieron saber al presidente que "la reducción de las clases presenciales ha generado recorte en los contenidos de programas, mayor velocidad de transmisión a alumnos, ha redundado en un incremento de la cantidad de exámenes complementarios en diciembre y marzo para aprobar materias, mayor número de previas, alumnos que repiten el año y otros que buscan otros colegios para evitar repetir el año".

Como contrapartida, los padres señalan que no existió llamado a la reflexión, descuento de haberes, "vulnerando el axioma de que durante la paritaria no hay medidas de fuerza".

Pero también recuerdan que durante el conflicto no se dictó conciliación obligatoria.

Ante la falta de reuniones en la negociación salarial univesitaria, que derivó en la profundización del conflictos, los padres firmantes le pidieron a Macri que revierta la falta de clases y envíe a la Cámara de Senadores el proyecto de ley ya enviado declarando al servicio educativo como servicio esencial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario