La ciudad

Ningún colegio rosarino suspende el viaje a Bariloche por temor a la gripe A

Tan poderoso es el deseo de partir a Bariloche que en las agencias de turismo estudiantil aseguran que por temor a la gripe A todavía no se "cayó" ni un solo viaje. No sólo eso: aunque lo ofrecen, tampoco nadie pidió postergarlo hasta aventar al menos el riesgo de que una virosis estacional pueda confundirse con la temida influenza porcina.

Viernes 19 de Junio de 2009

Tan poderoso es el deseo de partir a Bariloche que en las agencias de turismo estudiantil aseguran que por temor a la gripe A todavía no se "cayó" ni un solo viaje. No sólo eso: aunque lo ofrecen, tampoco nadie pidió postergarlo hasta aventar al menos el riesgo de que una virosis estacional pueda confundirse con la temida influenza porcina. La decisión se mantuvo aun luego de que el propio Ministerio de Salud nacional saliera a "desaconsejar" los viajes, en sintonía con lo que el ministro de esa cartera a nivel provincial, Miguel Angel Cappiello, dijo ya hace 15 días, para espanto de las autoridades de Bariloche.

"El viaje de 5º año es algo culturalmente muy fuerte: no son sólo los chicos los que quieren viajar a toda costa, sino que los propios padres están ansiosos", explicó el gerente de Auckland Turismo, Martín Sánchez, convencido de que "comprar un viaje a Bariloche es comprar alegría". Se trata de una voz calificada porque, de hecho, la firma concentra el 60 por ciento de los viajes de egresados que salen desde Rosario.

Este año, por ejemplo, viajarán a Bariloche por la empresa unos 4 mil chicos, alumnos del último año de secundaria de más de 120 escuelas, tanto públicas como privadas.

El directivo contó incluso que después de que Cappiello recomendara, hace dos semanas, suspender los viajes de estudio como medida preventiva contra la gripe A, "hubo uno o dos días con un caos de consultas de los padres". Pero luego todo se serenó. Y a tal punto llega la tranquilidad, sostuvo Sánchez, que no sólo se mantiene el 100 por ciento de los viajes ya contratados (la enorme mayoría, a realizarse entre julio y septiembre), sino que tampoco se postergó ninguno, por ejemplo para una fecha más próxima al verano, a pesar incluso de que desde la propia firma estarían dispuestos a hacer el cambio.

El otro operador turístico que concentra una buena cantidad de contingentes estudiantiles rosarinos, Travel Rock, coincidió en que entre los grupos que este año conducirán a Bariloche tampoco hubo, hasta ahora, ninguna deserción ni postergación de viaje.

Alertas. Una situación similar se viene produciendo en general en el país, pese a que ya no es sólo Cappiello el que sale a "aconsejar" que los chicos suspendan o posterguen el "bariló, bariló". Los alertas se van multiplicando.

El martes pasado fue el propio director de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación, el santafesino Juan Carlos Bossio, quien se sumó a la recomendación. Concretamente, el funcionario se encargó de "desaconsejar" que se realicen "viajes grupales desde áreas de trasmisión extensa (como son la Capital Federal y el Gran Buenos Aires) hacia áreas sin trasmisión extensa".

Bossio también desalentó la participación en eventos masivos de gran concurrencia, como una de las tantas "medidas de distanciamiento social" recomendables en la actual fase de la pandemia, que es de "mitigación".

Como no podía ser de otro modo, el consejo causó sus efectos sobre el intendente de Bariloche, Marcelo Cascón, quien rechazó la hipótesis de suspensión de los viajes con la misma vehemencia con que antes se había indignado por los dichos de Cappiello. A tal punto, que le envió una carta a la ministra de Salud de la Nación, Graciela Ocaña, para expresar su "rechazo, preocupación y desagrado" por el "perjuicio" que le causan a su ciudad las recomendaciones de no viajar por la gripe A.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS