La ciudad

Niñez sigue sin datos sobre un bebé que intentaron vender

Investiga el caso el Juzgado Federal Nº 3, que no dio ninguna información para que la provincia intervenga en resguardo del nene.

Viernes 23 de Febrero de 2018

La subsecretaria de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia, Andrea Travaini, afirmó estar "preocupada" por la total falta de información oficial respecto del oscuro episodio que se presume fue el intento de compra de un bebé, nacido el sábado pasado en el Hospital Provincial. Como después de las actuaciones iniciales a cargo de un fiscal provincial la investigación pasó a la Justicia Federal, ayer la directora del área en Rosario, Claudia Aguilera, presentó formalmente un nuevo pedido ante el Juzgado Federal Nº 3 para que ese tribunal "remita las copias de las actuaciones" al organismo encargado de velar por la infancia, de modo de poder "intervenir" frente al caso y confirmar que la criatura esté "a resguardo".

"Hasta ahora no pudimos obtener ningún tipo de información, ni el nombre ni el apellido (de las personas involucradas), nada", se sinceró Travaini, situación que afirmó "preocupa bastante" en la subsecretaría porque lo que se está investigando es nada menos que "la presunta venta de un bebé nacido en el Hospital Provincial".

Sin embargo, pasadas las horas, ningún dato había llegado ayer al organismo desde el juzgado federal a cargo del magistrado Carlos Vera Barros.

Para Travaini, la fuerte zozobra no apunta sólo a la situación de "ese bebé para poder actuar" —chequeando su estado actual y el de su mamá, por ejemplo—, sino también al hecho de que "nadie" de la Justicia les haya "remitido información ni tampoco pedido intervención".

Al margen de las responsabilidades penales que puedan caber y cuya investigación es resorte de la Justicia, Aguilera planteó que a Niñez le corresponde averiguar "con quién está el niño ahora y en qué estado se encuentran sus progenitores", por lo que es necesario contar con los datos para que "de mínima" el equipo de la repartición "entreviste al grupo familiar".

Porque de comprobarse que alguien trató de comprar al bebé y que la mamá inicialmente aceptó cederlo, "¿cómo podemos estar seguros de que no se dé un nuevo intento?", se preguntó la directora.

El caso tomó estado público anteayer, pero en rigor comenzó el sábado, con el nacimiento de un bebé en la maternidad del Provincial. Cuando el padre de la criatura, que por razones laborales no había presenciado el parto, quiso contactarse con su pareja, ésta le dijo que el nene había muerto. Poco después ambos se encontraron en un bar y el estado de conmoción y llanto en que se hallaba la joven generó dudas en el hombre.

Presumiendo que podría haber sido otro el desenlace, el padre del bebé revisó la cartera de la chica y adentro halló diez mil pesos de origen inexplicable.

Más tarde, las imágenes de las cámaras del hospital mostraron a la joven saliendo con el bebé y una mujer rubia, que supuestamente partió con el recién nacido en un vehículo que manejaba un hombre.

Con esos datos la pareja acudió a la seccional 1ª, desde donde se notificó al fiscal José Luis Caterina.

A las horas empezó a actuar la Dirección de Trata de la Policía de Investigaciones, que pudo determinar cruces de WhatsApp entre el celular de la mamá y el de la mujer rubia de las imágenes, rastreado hasta Soldini. La chica admitió que la había acompañado incluso en controles prenatales y así quedó demorada, con los 10 mil pesos incautados.

Ante el presunto delito de trata de personas, las actuaciones pasaron a la Justicia Federal, que ordenó la liberación de la joven madre.

Al día siguiente, fue ella quien comunicó en la seccional que la mujer —enterada del vuelco que habían dado las cosas— le había devuelto a su bebé en perfecto estado de salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario