15 años, 15 voces

Los pibes de la ola verde

Nahuel Evangeliste de 19 años habla por todos los jóvenes que acompañaron la lucha desde "afuera de la cancha"

Sábado 19 de Diciembre de 2020

Embed
15 AÑOS, 15 VOCES - La Capital

Dice que se siente un privilegiado porque siempre pudo hablar de todo y fue escuchado: en su familia, en su escuela, ahora con su pareja. Se llama Nahuel Evangeliste, tiene 19 años y es un pibe de la ola verde. Sólo uno de los tantos que acompañaron " desde afuera de la cancha" el debate en favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en los últimos años. La imagen futbolística tiene que ver con una posición geográfica y política al momento de "hacer el aguante", según dice y lo define claramente así: "Cuando hubo marchas feministas, intentamos desde las escuela que fueran las chicas, el tema del aborto es de todos pero sin dudas las mujeres son las más afectadas".

Nahuel hasta antes de la pandemia jugaba al fútbol en el Club Parque Field, escucha hip hoy y rock nacional, le gusta mirar películas, leer y cocinar, es estudiante de sexto año del Complejo Educativo Gurruchaga y cursa la orientación de diseño y comunicación multimedial, un espacio que según dice "siempre fue abierto a los debates: también el de las sexualidades, la violencia de género y el aborto y donde se expresan también alumnos y alumnas que no están de acuerdo con la IVE, encolumnados en los pañuelos celestes".

De hecho, incluso en este año pandémico, él, sus compañeros y compañeras tuvieron encuentros virtuales con 120 alumnos sobre estos temas.

Aborto
Los jóvenes, dice, acompañaron la lucha desde

Los jóvenes, dice, acompañaron la lucha desde "afuera de la cancha"

Pero hay un antecedente anterior que para él fue como una revelación sobre la importancia del tema que se estaba debatiendo en gran parte de la sociedad.

"En 2018 cuando se votó el proyecto en diputados no hubo clases, la comisión de género del centro de estudiantes organizó una jornada con los televisores prendidos, ventas de tortas y allí nos reunimos con mis amigos y amigas, docentes, ex docentes y directivos. Cuando vi a las chicas tan emocionadas, tan movilizadas me dije: 'A esto hay que darle bola' y entendí finalmente qué importante era la ley".

Y dice "finalmente" porque Nahuel a la palabra "aborto" la había escuchado y reflexionado muchos años antes en su casa.

"Creo que tenía 9 años cuando la escuché por primera vez de una persona que decía cosas horribles sobre el tema y mi mamá sólo me miró y luego me explicó algo de esta problemática. Cuando digo que soy privilegiado es porque mi mamá y mi papá no sólo siempre me ayudaron a reflexionar sino que siempre me escucharon, a mí y a mi hermano, Santiago que hoy tiene 15 años".

Así se refiere Nahuel a su mamá, Vanina, y a su papá, Elbio. "Los dos trabajan, son personas abiertas que siempre intercambiaron roles en casa sin problemas, por ejemplo yo cocino porque me encanta y eso se lo debo a mi papá", dice sobre su padre, un hombre de 47 años, criado en una familia religiosa y en un pueblo, pero que sin embargo tiene como mejor amiga a una mujer, todo un un gesto si se tiene en cuenta que por mucho tiempo se sostuvo como axioma que varón y mujer no pueden ser amigos.

"Seguro que mi papá no tuvo una educación como la mía y yo tampoco como mi hermano Santiago, él empezó a hablar de todo esto antes que yo y eso está bien, es tiempo ganado. De todos modos creo que hablar de todo y escucharnos, reflexionar, ayuda a ver las cosas distintas, abrir los ojos, marcar injusticias lograr mejor trato, pensar dos veces", comentó.

Aborto
Nahuel siempre pudo hablar de todo y fue escuchado: por su familia, en su escuela, ahora por su pareja.

Nahuel siempre pudo hablar de todo y fue escuchado: por su familia, en su escuela, ahora por su pareja.

Voz a los jóvenes

Al momento de hablar de quienes ayudan a reflexionar y entender la problemática que se está debatiendo y legislando, Nahuel no sólo nombra a sus padres, docentes, amigos y amigas sino también a su novia desde hace dos años. Un entorno feminista. Pero amplía el cerco y habla también de responsabilidades: la del Estado y la de los medios de comunicación.

"Este gobierno ya está tomando el tema con la presentación de este proyecto y los medios tienen mucho por hacer, sobre todo para aquellos que pueden no tener familias o escuelas abiertas al tema o no tienen recursos para ir a charlas y debate. La televisión o el celular pueden ayudar mucho al momento de informar. Deberían darnos más voz a los jóvenes para ver qué nos preocupa y qué tenemos para decir. En mi entorno, por ejemplo, no hubo casos de embarazos adolescentes pero sí de violencia y eso lo pudimos hablar en grupo, donde nada se oculta ni se habla en privado".

Y tras hablar del presente también se hizo tiempo para hablar de futuro. Nahuel dice que se anotó en dos carreras: Comunicación e Historia, que se imagina siendo padre alguna vez y queriendo tanto a un nene como a una nena o disidente sexual. "Que venga lo que venga!", ironizó. Y también se imagina que esta vez la ILE será ley. "No lo quiero quemar, pero ojalá", dijo uno de los pibes de la marea verde.

Aborto
Nahuel menciona la responsabilidad del Estado y de los medios de comunicación ante esta problemática

Nahuel menciona la responsabilidad del Estado y de los medios de comunicación ante esta problemática

Este artículo forma parte de la serie "Aborto: 15 años, 15 voces" que publica La Capital en el marco de los 15 años de la articulación de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y en el escenario actual de debate en el Congreso de la Nación de los proyectos de ley para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario