La ciudad

"Las mujeres tenemos derecho a saber la verdad sobre el aborto"

Patricia Sandoval se practicó tres, trabajó en una clínica abortista en EEUU y ahora milita a favor de la vida. Esta semana pasó por Rosario.

Domingo 10 de Junio de 2018

Patricia Sandoval nació y creció en California (Estados Unidos), donde vive actualmente. Cuando tenía 19 años se hizo el primer aborto. "Tenía mucho miedo, estaba confundida y sobre todo no sabía qué era un aborto. En las clases de educación sexual en la escuela nos decían que no había un bebé sino una bolsa de células, y que el aborto era la mejor solución. Nunca me explicaron la verdad", admite la joven en una charla franca con La Capital.

   Luego de su tercer embarazo y posterior tercer aborto comenzó a trabajar en una clínica abortista de California, perteneciente a la red Planned Parenthood Federation of América. Allí hacía el trabajo de enfermera sin haber estudiado, y fue en ese sitio donde descubrió el engaño al que había sido sometida.

   "En la clínica teníamos indicación clara de que no podíamos hablar de mamá o papá ni podíamos decir hijo o bebé", cuenta. "Además, teníamos prohibido que la chica viera la imagen del ecógrafo", agrega. Ella misma se dio cuenta de lo que era un aborto cuando vio, a través de las imágenes del aparato, cómo se hacía y cómo el médico iba despedazando el cuerpo de un feto. Pero eso no fue todo.

   "Al terminar aquel aborto al que asistí, el médico me indicó que buscara las partes del feto y que me fijara si estaban todas para ver si había sacado todo", relata todavía conmocionada. "En ese momento me di cuenta de que yo no me había sacado bolsas de células sino que había impedido que mis hijos nacieran".

   "Eso que yo vi nadie me lo había explicado. Los promotores del aborto no cuidan a la mujer, no les importamos. Nadie te dice todo lo que vas a sufrir después", señala y remarca que su caso es el de millares de mujeres que acuden a las clínicas abortistas en Estados Unidos.

Sin información

"¿Por qué no nos explican qué es un aborto? ¿Por qué nadie nos cuenta cómo se hace? ¿Por qué nadie habla de lo que te pasa después, de las consecuencias emocionales, psíquicas y las secuelas físicas que te deja un aborto? Las mujeres tenemos derecho a saber la verdad", remarca Sandoval y pide que en Argentina también se diga la verdad a las mujeres y a los hombres, "que también son responsables de la criatura".

   —El aborto, se legalice o no, sigue sucediendo...

   —Sí, pero es porque las mujeres no saben a lo que se están sometiendo, a un acto tan violento y descarnado. Allí, en el quirófano todos te dejan sola. Y tenemos todo el derecho de que nos digan la verdad, de que no nos engañen más.

   —¿La mujer que aborta debe ser penalizada?

   —No, porque las mujeres que llegan a esa instancia están muy confundidas, presionadas y con mucho miedo. Insisto en que tendrían que darle información, contención y ayudarlas a ellas y a su hijo. Pero hacerle un aborto no es una solución, porque el vacío que se siente después es imposible de describir. Si la mujer está embarazada ¿por qué no apoyarla a ella y al bebé? ¿por qué no se ofrecen otras soluciones? La realidad es que aunque esté legalizado el aborto, el Estado te deja sola, nadie te ayuda. Los médicos y todos los que cooperan con ellos deberían ser penalizados por hacer abortos y por no decirnos la verdad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario