La ciudad

La basílica de Lourdes celebra 90 años poniendo el acento en la salud

El eje de la liturgia de mañana serán los enfermos. Su gruta, en Santiago y Mendoza, es un centro de devoción popular en la ciudad

Domingo 10 de Febrero de 2019

Los taxistas detienen su marcha nocturna, se persignan y siguen, de día, decenas de personas recogen agua bendita en gesto breve, tocan una pequeña reliquia de roca francesa y rezan. La gruta con la imagen de la Virgen de Lourdes ejerce una atracción especial, un paréntesis sutil en el ajetreo urbano de Santiago y Mendoza. El lunes 11, la parroquia bajo su advocación cumple 90 años y dicen que la ocasión será una fiesta. El eje de la liturgia serán los enfermos.

Con la consigna "Con María, primera discípula y misionera, vamos al encuentro de los más pobres, los que sufren, en especial los enfermos", el programa de festejos comienza a las 7, con el Rosario de la Aurora y finaliza, a las 20, con una posterior procesión de antorchas por las calles del barrio. Entre ambas actividades, habrá seis misas.

"Es una iglesia de mucho movimiento, aquí viene mucha gente a pedir oración por la salud, hay muchos sanatorios y clínicas cerca, y aunque no lo quieran creer, la Virgen concede", explica a La Capital, su párroco Juan José Estrade. Y dijo que no son pocos los que regresan a dar gracias, entre ellos padres "por sus chiquitos".

Según el sacerdote, la advocación de Lourdes está ligada a la recuperación de los enfermos, tal como se manifiesta en el santuario original de Massabielle, Francia, con unos cinco millones de peregrinos anuales. El lugar, referencia a las dieciocho apariciones de la virgen en 1858, a Bernadette Soubirous, cuyo cuerpo permanece incorrupto después de su muerte en 1879. "En nuestra basílica, celebraremos su fiesta, el 18 de febrero, con una misa en su honor a las 18.30", anunció Estrade.

Devoción popular

"Es una gran devoción popular", explicó Estrade. Además el sacerdote dijo que la parroquia también alberga la versión local de la asociación civil Haciendo Lío, impulsada por el sobrino del Papa Francisco, José Ignacio Bergoglio, y que trabaja en los barrios rosarinos en "una acción silenciosa y poco conocida". Además, hay espacios de jóvenes, Cáritas y catequesis, entre otros. La belleza arquitectónica del lugar también es elegida para celebrar matrimonios, entre ellos varios futbolistas.

En 2007, una ordenanza de los concejales Daniela León y Osvaldo Miatello, rescató un hecho que no pasaba inadvertido: la parroquia ya había legado su identidad al barrio que lo rodeaba y a partir de esa fecha, lleva su nombre. Dos años atrás, al costado del templo, se habilitó un Cinerario, donde los fieles sepultan las cenizas de sus familiares en urnas individuales, en un espacio parquizado.

Una amplia jurisdicción de 92 manzanas

La parroquia nació en 1929 y tiene una jurisdicción de 92 manzanas delimitada por Ovidio Lagos, Dorrego, Santa Fe y avenida Pellegrini. La construcción del templo tiene dos tramos, en 1934 se construyó la cripta de singular belleza en el subsuelo, con vitrales sorprendentes y en 1958, se levantó el templo superior, uno de los destinos turísticos de Rosario. "Es un revival gótico, una síntesis actual de elementos de la edad media, como varios templos edificados en Rosario desde principios del siglo XX", explicó el arquitecto Gustavo Fernetti y no pasó la influencia migratoria, en construcción de sentido y pertenencia, en su concepción arquitectónica.

Desde el 11 de febrero de 2016, la parroquia de Lourdes se convirtió en la tercer basílica menor que tiene la ciudad, las otras dos son la Catedral (Buenos Aires y Córdoba) y San José (San Martín y Cochabamba). Según Estrade, se trata de un título honorífico que concede la Santa Sede y que pueden responder a razones edilicias, historia o actividad pastoral. En su opinión, es este último aspecto el que valorado. "Es una iglesia con una gran actividad a través de sus distintas pastorales", señaló el sacerdote.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});