La Ciudad

Fuerte operativo de seguridad con el fin de evitar robos en las compras para las Fiestas

La provincia aseguró que los centros comerciales y los corredores gastronómicos contarán más personal y tecnología

Sábado 05 de Diciembre de 2020

En una reunión mantenida ayer entre funcionarios del Ministerio de Seguridad de la provincia y los referentes de los rubros comerciales y gastronómicos, se lanzó un fuerte operativo para reforzar la seguridad antes de las Fiestas.

Tanto los gastronómicos como los comerciantes esperan repuntar algo la actividad antes de que termine el año, y las Fiestas presentan una importante oportunidad. Por este motivo, solicitaron al gobierno provincial la garantía de una mayor seguridad para que los rosarinos puedan comer y comprar tranquilos.

Durante la semana entrante habrá más reuniones con referentes de las distintas zonas y de los distintos centros comerciales a cielo abierto de la ciudad de manera de concretar cómo se implementará este operativo en cada barrio.

El titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, expresó que, para los comerciantes, cuando llega esta época del año, una de las preocupaciones mayores es garantizar la seguridad ante el mayor movimiento de gente que suscitan las compras de fin de año.

Luego de la reunión de ayer con los funcionarios provinciales, Diab explicó que el operativo de seguridad “estará más basado en la tecnología que en la cantidad de personal”. Para ello, se utilizarán las facilidades que brinda la inteligencia artificial, el mapa del delito y otras herramientas tecnológicas que servirán para prevenir el delito.

>>Leer más: Los negocios del centro abrirán durante los feriados de este lunes y martes

Más allá de las cuestiones de tecnología, los comerciantes y los gastronómicos, al igual que los supermercadistas, quienes también participaron de la reunión, solicitaron una mayor presencia de efectivos de la policía, de móviles, motos y sirenas. “Tiene que haber policías en la cantidad correcta y con la capacitación adecuada y con el apoyo tecnológico”, expresó Diab.

Si bien ayer se dieron pautas generales, cada sector de la ciudad tiene su particularidad, también en cuestiones relativas a la seguridad.

“En el centro sobre todo se dan los robos de las mecheras y los arrebatadores, pero en los barrios suceden otras cuestiones como las entraderas a los locales y la presencia de motochorros”, expresó Diab, quien habló de la necesidad de “agrupar por problemáticas específicas para trabajar más en concreto y ver qué solución se encuentra”.

A su vez, en la reunión de ayer se definió que cada referente de los centros comerciales tendrá un contacto puntual con la fuerza policial, independientemente del 911, para lograr una mejor llegada y estar más atentos a la seguridad.

Plan estratégico

El subsecretario de Prevención y Control Urbano de Santa Fe, Alberto Mongia fue uno de los funcionarios presente en la reunión de ayer. Indicó que ya “se está trabajando esto en diferentes mesas de seguridad, pero en este caso en particular se hace hincapié en el cuidado ciudadano. Tenemos un plan estratégico situacional de los flujos económicos e intercambios sociales. Esto tiene que ver con que escuchamos a todos los actores desde su lugar. Ellos no son los encargados de generar estrategias, pero sí son los que deben transmitirnos qué es lo que está pasando. Y desde allí implementaremos las estrategias de seguridad y policiales que sean necesarias”, aseguró.

>>Leer más: Mientras en el centro se cierran los locales, en los barrios abren nuevos

Por su parte, Alejandro Pastore, miembro de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Rosario (Aehgar) comentó que en los corredores también se trabajará en varios ejes para garantizar la seguridad. Entre ellos se destaca el monitoreo de las distintas zonas con tecnología específica en base a la inversión que realizará el gobierno nacional en apartología y el trabajo por zonas de la ciudad.

“Junto con esto nos remarcaron la necesidad de recurrir al 911”, explicó Pastore. La expectativa es grande para los próximos días en los esperan repuntar las ventas.

Una oportunidad para vender

Pasado el Día del Padre, de la Madre y del Niño, los comerciantes aguardan la llegada de la Navidad para ver si logran reflotar en algo las ventas este año.

“En lo que va del año, se vendió un 40 por ciento menos que el año pasado, y ya en 2019 el volumen de ventas bajó un 18 por ciento respecto al 2018”, aseguró el titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab.

El sector viene en caída y muy golpeado de años anteriores y esto se profundizó aún más por la pandemia y, aunque nadie desconoce que este año será mucho más austero en lo referido a las compras por las Fiestas, los comerciantes auguran que el espíritu navideño sea un incentivo.

En este marco, se preparan promociones y descuentos especiales para atraer a los rosarinos y lograr que el año no cierre tan en rojo como se avizora hasta el momento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS