La ciudad

Familias se resisten a abandonar las márgenes del arroyo Saladillo

Ayer volvieron a registrarse desmoronamientos en sectores cercanos a donde se asientan viviendas precarias.

Miércoles 07 de Octubre de 2015

Si bien se desmoronó un sector de la barranca del arroyo Saladillo, un grupo de familias se resiste a mudarse pese al ofrecimiento del municipio por el riesgo que corre  al permanecer asentado con sus precarias viviendas en una zona evaluada como riesgosa.
  La semana pasada la mayoría de las familias ubicadas irregularmente a orillas del arroyo, a la altura del parque Regional Sur, que fueron afectadas por las fuertes lluvias ocurridas en agosto pasado, comenzaron el operativo de traslado después de un proceso de relevamiento y diálogo con los vecinos involucrados.
  Aun así, el grupo de vecinos que denunció los dos desmoronamientos el lunes —ayer se produjo otro—, dijo desconfiar de las promesas de traslados que las autoridades le hizo hace poco.
  “Acá la gente tiene mucho miedo, esta mañana (por ayer) se cayó otro pedazo de barranca en el mismo lugar que el lunes. El riesgo es muy grande porque el agua se sigue comiendo la tierra”, manifestó una mujer.
  “Nos prometieron sacarnos de acá. Vamos a ver si cumplen. La Municipalidad promete mucho, pero cumple poco. No sabemos si la barranca se seguirá desmoronando, pero en cuanto pasen las elecciones las promesas de traslado se van a desvanecer”, añadió otro hombre de la zona.
  Gonzalo Ratner, subdirector de Defensa Civil municipal, explicó que los desmoronamientos fueron evaluados por los ingenieros de Hidráulica municipal, después de recibir una denuncia a la línea  103. Desde el municipio se insistió a las familias con el ofrecimiento de reubicación, que la mayoría los vecinos del lugar aceptó.
  En la zona involucrada sobre el borde del arroyo Saladillo se determinó la existencia de dos sectores. Uno de ellos, ubicado en la intersección de Ayacucho y avenida Circunvalación, incluye a 12 familias, y el segundo, asentado en la finalización de Batlle y Ordóñez y calle Hungría a la altura de la actual ubicación de la cascada, está conformado por 19 familias.
  Las viviendas, en ambos grupos, presentan un alto grado de precariedad, son de reducidas dimensiones y con servicios provisorios de agua y luz. Las familias, en su mayoría, se componen de parejas jóvenes con hijos menores de edad, y son de escasos recursos económicos.
  En este sentido, el gobierno municipal trabaja en las últimas semanas en la limpieza y obras en distintos barrios para mitigar el potencial impacto de lluvias severas que se pronostican para la región durante los próximos cuatro meses, que incluye el traslado de 31 familias.
  Ratner explicó ayer que continuarán adelante con los operativos de limpieza y adecuación de drenajes a cielo abierto por las dos próximas semanas en los puntos más vulnerables de la ciudad; entre ellos se encuentran trabajando en Empalme —específicamente en Olavarría y Cullen—, Fisherton, Tango, Antena, Las Flores, la zona del Mangrullo y el brazo seco del arroyo Saladillo, además de Vía Honda, Villa Banana, Nuevo Alberdi y dentro de Stella Maris en el asentamiento de La Bombacha.
  El plan de acción incluye tareas informativas con los referentes y vecinales de cada barrio, con cluye, en algunos casos puntuales, un censo de las familias radicadas en esos asentamientos en los que pueden llegar a sufrir complicaciones ante lluvias extremas.
  
Consejos. Desde el gobierno local insistieron en las recomendaciones que, en caso de una fuerte tormenta, son evitar traslados innecesarios; tener limpias las terrazas, azoteas y patios; verificar con los vecinos si están limpias las bocas de tormenta; tener presentes los números de emergencias más útiles (Defensa Civil 103, Policía 911, Bomberos 100, Salud 107); retirar de balcones y terrazas todo elemento que pueda ser desplazado por el viento; tener luces de emergencia a batería, botiquín y matafuego; no pisar agua sin calzado y no acercarse a árboles solitarios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS