La ciudad

Familiares de Salta 2141 marcharon para repudiar el fallo

Mostraron su indignación ante la resolución de los jueces de absolver a 10 de los 11 imputados y condenar solamente al gasista.

Domingo 07 de Julio de 2019

“Vamos a seguir hasta el final”, expresó con todas sus fuerzas Marcela Nissoria, la esposa de una de las 22 víctimas de la explosión del edificio de Salta 2141, en la marcha del silencio que se realizó ayer en repudio a la decisión de los jueces de primera instancia de absolver a 10 de los 11 imputados y condenar solamente al gasista.

“Después de seis años, recibimos el peor de los veredictos”, declaró con un hilo de voz Nora Giraudo, la madre de Maximiliano Vesco, otra de las 22 víctimas de la tragedia más grande que sacudió a Rosario.

“Creíamos que iban a condenar a todos los imputados, nunca pensamos en que iban a cortar el hilo por lo más delgado culpando únicamente al gasista”, expresó. “Estoy disfónica después de todo lo que vivimos”, confesó apenada.

A su lado, Carmelo, de 81 años y papá de Florencia Caterina, otra de las víctimas, prefirió no hacer declaraciones. Dijo que tenía miedo de que la angustia le causara un problema de salud. Y, en parte, eso mismo le sucedió a los demás familiares. En sus caras se podían leer sentimientos de dolor, bronca, indignación, impotencia y desilusión en la marcha que se realizó ayer.

En Salta y Oroño, ayer a las 19, a nadie le importó que hiciera frío. Los familiares se presentaron frente a la pared donde se cuelgan las 22 cruces con los nombres de las víctimas de la explosión que marcó a la ciudad. En silencio, cada familiar depositó flores en el lugar.

Se revivió el dolor y la impotencia por el resultado del juicio cuyo veredicto se conoció el martes pasado.

Embed

Nissoria tomó la palabra y expresó su dolor por el juicio al que asistieron durante casi dos meses los familiares, y a través del que revivieron la tragedia, detalle por detalle.

“Creíamos que este juicio nos iba a dar paz, pero fue todo lo contrario”, declaró. “El tribunal no fue neutral, demasiado tranquilos estaban los de Litoral Gas, una empresa multinacional que no cuenta con cuadrillas de emergencia para cortar el gas, estaba todo arreglado”, subrayó con fuerza.

Sus palabras concluyeron con un aplauso emotivo al pedido de “¡justicia!”.

“Estamos seguros de que la responsabilidad es de Litoral Gas, llevamos más de 130 testigos. No confiamos en los jueces que dictaron la sentencia. Fue una vergüenza. Ahora vamos a apelar hasta lo último”, agregó Giraudo.
"No confiamos en los jueces que dictaron la sentencia. Fue una vergüenza. Vamos a apelar hasta lo último"

El juicio

El juicio por la tragedia de Salta 2141 concluyó el martes pasado con la absolución de diez de los once imputados por estrago culposo agravado por las muertes que tenía la causa.

Entre los imputados se encontraban dos empleados jerárquicos y tres reclamistas de Litoral Gas, tres integrantes de la administración del consorcio, un gasista y el ayudante del matriculado que trabajó el día de la tragedia. .

El tribunal, integrado por los jueces Marcela Canavesio, Carlos Leiva y Rodolfo Zvala, emitió un fallo por mayoría, ya que Leiva votó en disidencia parcial, al solicitar tres años de prisión en suspenso para el gasista y tareas comunitarias.

La resolución judicial dejó en claro que las absoluciones se tomaron por “insuficiencia probatoria” y puso de relieve “algunas contradicciones” que realizó la parte acusatoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario