La ciudad

Expendedores de la tarjeta Movi están preocupados por su destino laboral

Son los que atienen los casi 40 puestos de venta y recarga habilitados en distintos puntos de la ciudad. Allí no cargan la Sube y hasta el momento nadie les aseguró que podrán prestar ese servicio.

Viernes 26 de Enero de 2018

"Soy una persona mayor. Trabajé durante 45 años en una joyería y a raíz de una cirugía quedé discapacitada. No puedo caminar. Conseguí este trabajo hace casi diez años. Ahora me veo en tire y afloje. No sabemos si vamos a seguir. Los que trabajamos vendiendo la tarjeta somos todos discapacitados y perder esto sería como perder todo. Nadie le da trabajo a los discapacitado".

Embed

Así se expresó Stella, quien tienen a su cargo un puesto de venta de tarjetas Movi en la zona de la plaza Alberdi. La mujer manifestó la preocupación que hoy cruza por las cabezas de unas 70 personas que se dedican a explotar los diferentes puestos de venta y recarga de las tarjetas Movi y que ven peligrar sus puestos ante la intención de que ese plástico sea reemplazado por la Sube que promueve el gobierno nacional.
En declaraciones al programa "Procopio 830", Stella remarcó que la preocupación es porque no sabe si va a poder mantener su trabajo. Nosotros estamos en una cooperativa que nos lleva perfecto. Nos abonan en tiempo y forma. Nos atienden bien. Estamos capacitados como para poder cargar por un sistema de posnet. Supongo que la tarjeta Sube se cargará de la misma manera y podríamos hacerlo. Pero nadie nos ha dicho nada."
"La Sube se carga en kioscos donde se le cobra al usuario dos o tres pesos. Nosotros no cobramos nada. La preocupación es porque no sabemos si vamos a poder seguir este trabajo", agregó.

La mujer dijo que en esta actividad trabajan entre 70 y 80 personas distribuidas en 40 puestos en toda la ciudad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario