La ciudad

Exigen cargos docentes y más aulas para 15 colegios secundarios

Algunos tienen comisiones de 70 alumnos y todavía no les fue confirmado el desdoblamiento de los cursos.

Miércoles 24 de Junio de 2020

El tercer año de la Escuela Nº 572, que desde hace una década funciona "de prestado" en un establecimiento primario, tiene más de 60 alumnos. Ante la clara necesidad de desdoblar ese curso, el compromiso de otorgar los cargos necesarios para los profesores fue tomado por la gestión anterior del Ministerio de Educación en 2019. Sin embargo, la conducción de Adriana Cantero en la cartera educativa lo puso "en evaluación" y dejó "en el aire y a la espera" a directivos y docentes, según denuncian desde Amsafé Rosario.

Es más, incluso con la confirmación del espacio que permite evitar el hacinamiento de tener tantos alumnos en un aula, como sucede en la 572, aparece otro problema: el del espacio físico. "A nosotros todavía no nos confirmaron los cargos, pero así se haga tenemos el problema de no tener un aula para ese nuevo tercer año", señala su directora, Ana Miotti, y agrega: "Hablamos de la obligatoriedad del secundario, que mantengamos en la escuela a los chicos, lo hacemos con todas las dificultades que tienen alumnos que trabajan y vienen de contextos muy complejos, pero cuando lo logramos, no nos dan las condiciones para tenerlos en la escuela".

La situación no es nueva, afecta a unas 15 escuelas de la Región VI de Educación y ya generó más de una movilización a la sede del ministerio y abrazos solidarios a cada uno de los establecimientos.

"Habíamos logrado el compromiso de los cargos para estas escuelas, pero la definición del ministerio de demorarlo y ponerlo en evaluación, sin confirmar a los profesores, demora todo aún más. Estamos hablando de la vuelta a clases y acá tenemos alumnos de secundario que cuando vuelvan, no tendrán un espacio físico, y ese es el problema que ahora deberíamos estar resolviendo", señaló Sabrina Simeoni, secretaria de Nivel Secundario de Amsafé Rosario.

La dirigente aseguró que, tras las protestas, la gestión provincial se comprometió a avanzar con la confirmación de los profesores en sus cargos "en forma paulatina hasta el mes de agosto", lo que para el gremio no es "más que un tiempo que se pierde" para avanzar en la resolución del problema de fondo.

Sin profesores ni aula

Quizá la Secundaria 572, que desde 2010 funciona en Ovidio Lagos al 5900, es el ejemplo más gráfico, ya que a más allá de las dificultades de la pandemia, a mitad del ciclo lectivo no tiene confirmados para su tercer año C ni los cargos de los profesores ni un espacio para esos más de 30 alumnos que son parte de esa comisión.

"El problema comenzó a verse con el crecimiento de la matrícula", señaló la directora a cargo de tres primeros años, dos segundos, un tercero que superó los 60 alumnos, y un 4º y un 5º año.

"Tenemos ahí un cuello de botella y por eso se pidió desdoblar el tercer año de 66 chicos. Extraoficialmente nos dijeron que ofreciéramos las horas a los docentes a fines de 2019, lo hicimos, pero ahora nos dicen que esto está en evaluación y ahora tenemos a los docentes, que renunciaron a otras horas, sin saber si van a cobrar por su trabajo hasta que no nos lo confirmen", agregó.

Sumado al contexto particular, que hizo que muchos profesores tuvieran que comenzar en plena pandemia con alumnos que nunca habían visto y las dificultades propias de la "virtualidad", Miotti deja en claro que le urge la confirmación de los docentes porque debe resolver otro problema a la hora de volver a clases: el aula. "Hace 10 años compartimos la escuela con una primaria y lo único que nos ofrecen es mandar a estos chicos a otra escuela, a 15 cuadras, sin preceptor ni nadie a cargo de ellos", cuenta la directora y agrega que la única alternativa es "utilizar el espacio del SUM, que funciona como biblioteca, sala de profesores y salón de talleres, para que puedan dar clases ahí dejando de lado el resto de las actividades".La escuela hace años viene solicitando la compra de un terreno lindero para dar "una solución de fondo" a la situación de una escuela que crece sin espacio propio. "Nos piden que los chicos sigan la trayectoria escolar, chicos que sostienen familias y tienen muchas dificultades, así y todo lo logramos, pero no tienen dónde continuar", señala la directora.

Una cuestión presupuestaria

La secretaria de Nivel Secundario de Amsafé Rosario, Sabrina Simeoni, señala que la situación que atraviesan esta quincena de escuelas de la Regional VI de Educación, y que incluye establecimientos tanto de Rosario como de Villa Gobernador Gálvez y Fuentes, no es más que una muestra de que “sin presupuesto, no hay secundario obligatorio”. Si bien señaló el compromiso del Ministerio de Educación de avanzar hasta agosto en el otorgamiento de los cargos docentes necesarios, dejó en claro que no se trata sólo de los profesores. “Se crean turnos, eso requiere de un vicedirector o de preceptores y auxiliares, para que los chicos no queden sin estar a cargo de nadie”, dijo y remarcó que “a esta altura, eso ya debería estar resuelto desde el inicio de año, como estaba previsto, y deberíamos estar discutiendo los espacios físicos que estas escuelas no tienen”, remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario