La ciudad

Estiman que unos 100 mil rosarinos no pueden acceder a una vivienda digna

Desde el gobierno provincial aseguran que están trabajando para que los sectores de menores ingresos puedan acceder al suelo.

Jueves 29 de Octubre de 2020

Las usurpaciones de terrenos, fenómeno que se incrementó desde que comenzó la pandemia, esconden un problema de larga data que también se viene profundizando en los últimos meses: las dificultades para acceder a una vivienda. La toma en Guernica, provincia de Buenos Aires, desalojada este mismo jueves tras una orden judicial y con actuación de la policía, y las usurpaciones de terrenos en los últimos meses en Rosario, como las que se registran en Nuevo Alberdi y zona oeste, en el límite con Funes, son algunas muestras de un tema complejo.

Consultado al respecto, el subsecretario de Desarrollo de Hábitat de la provincia, Ignacio Rico, indicó que la provincia trabaja con un mapa de calor para saber cuáles son los barrios con mayor hacinamiento. A partir de allí, la idea es prever una política pública para que las familias se puedan seguir desarrollando en términos físicos, puesto que hay “cerca de 100 mil rosarinos que no tienen acceso al suelo para poder tener una vivienda digna”.

En diálogo con el programa “El primero de la mañana”, de LT8, el funcionario evaluó que “la realidad es que los que están tomando tierras son los sectores más bajos de la pirámide. Y es bastante perverso y contradictorio pretender que el Estado no ayude a aquellos que tienen menos ingresos”.

>>Leer más: Ya son más de mil las personas que ocupan terrenos en el oeste y noroeste y crecen las tomas en Rosario

En ese sentido, el funcionario propuso: “Si queremos erradicar las villas y construir ciudades ordenadas, hay que empezar a decir la verdad. Y la verdad es que si no ayudamos a esos sectores va a ser muy difícil que no haya gente que pueda tirar la cadena o no acceda al agua potable”.

Pero no es una situación que solo afecte a Rosario o la provincia de santa Fe. Para Rico, el problema estructural en todo el país “es que los sectores de menores ingresos no tienen alternativa de poder acceder a un pedazo de tierra. Debatir las tomas está bien, pero la causa real es que no hay alternativa para esos sectores”.

También recordó que hay una política desde el Ministerio de Vivienda y Hábitat para “generar bancos de tierra donde se cree que no los hay y homogeneizar todas las tierras ociosas para generar una alternativa a través de lotes con servicio, donde los sectores populares puedan pagarlo en un periodo razonable”.

>>Leer más: Toma de tierras: "Cuando empezó la pandemia me quedé sin trabajo y no pude seguir alquilando"

En el caso de las tomas de tierras localizadas detrás del predio del Cristo Rey, Rico comentó: "Lo que estamos haciendo es conciliar la necesidad de los vecinos y respetar el derecho del privado para no llegar a tener que llevar a cabo un desalojo, que todos sabemos dónde empieza pero no dónde termina”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS