La ciudad

En tres años se triplicaron los ingresantes brasileños en Medicina

En el mismo período se anotaron más de 4.500 extranjeros, pero hubo una baja este año. El certificado de dominio del idioma, posible causal.

Domingo 08 de Abril de 2018

Al ingresar a la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), entre el murmullo de los estudiantes que se encuentran en el hall se pueden oír comentarios en portugués de tres jóvenes vestidos con ambo celeste. Ellos son parte de los más de 3.800 brasileños que se anotaron en los últimos tres años para cursar en esa casa de estudios, nacionalidad que domina la tabla de personas foráneas que eligen la ciudad para desarrollar sus estudios universitarios.

   Teniendo en cuenta los ingresos de 2015 hacia esta parte, son más de 4.500 los estudiantes que vinieron desde otros países a comenzar su carrera universitaria en la Facultad de Medicina.

En particular, quien se destaca por amplia mayoría es Brasil: 3.865 personas llegaron desde el vecino país a presentar papeles y cumplir requisitos para cursar el primer año de la carrera en el edificio de Santa Fe y avenida Francia.

   La inscripción en la UNR de estudiantes brasileños para cursar medicina de 2016 a 2017 pasó la duplicación: la cantidad ascendió de 697 a 1.424. A eso hay que sumarle quienes ya venían cursando la carrera con anterioridad (en 2015 se anotaron 520).

   Sin embargo, el número bajó en 2018 en comparación con el ingreso del año pasado, ya que el 16 de marzo pasado, fecha de cierre de la inscripción, 1.224 brasileños presentaron los papeles para comenzar a cursar en la UNR. Además, veinte estudiantes brasileños se anotaron de 2016 a 2018 en enfermería, donde sólo seis lo hicieron en el ingreso de este año.

Entre la muchedumbre de estudiantes que se divisa en el hall central de la facultad se destacan tres personas morenas; una de ellas, con una campera impermeable que en la espalda dice "Colombia", país de donde provienen los estudiantes que ocupan el segundo lugar en la tabla.

   Entre las Facultades de Medicina, Fonoaudiología y Enfermería suman 83 estudiantes.

   A su vez, en los valores acumulados de 2015 a 2018 contabilizan 274 alumnos inscriptos en Medicina, catorce en la Escuela de Enfermería y cinco en Fonoaudiología.

   Luego le sigue Haití. El país centroamericano aporta 57 estudiantes en la Facultad de Medicina (148 en el acumulado) y 22 en la de Enfermería (94 alumnos inscriptos de 2015 a 2018).

A ellos los escolta Perú, con 42 nuevos alumnos para este año en Medicina (113 en el lapso mencionado), 17 en Enfermería y tan sólo uno en Fonoaudiología (los acumulados son de 67 y dos, respectivamente).

A la baja

En diálogo con La Capital, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Ricardo Nidd, consideró que dos posibles causas de la baja de ingresantes de origen brasileño este año pueden ser la economía y la reglamentación que el Consejo Superior de la UNR aprobó el año pasado para que los estudiantes extranjeros presenten un certificado de dominio del idioma español al anotarse.

   Sin embargo, consideró que un análisis sobre baja de inscripciones de un año académico para otro precisa de tiempo y dedicación.

   Respecto al certificado, contó: "El Consejo Superior identificó que había una dificultad para la comprensión de contenidos en las distintas carreras por parte de los estudiantes extranjeros, y que la falta de dominio del idioma los ha hecho retrasarse en sus estudios o les imposibilitaba poder avanzar".

   De esta identificación que mencionó el decano de Ciencias Médicas, surgió la idea de "pedir alguna certificación de dominio del idioma para ser admitidos".

   Además, dijo: "He notado que en muchas facultades ha bajado el número de ingresantes. Puede ser por la situación económica en la cual la educación deja de ser una prioridad o se le da paso a otras prioridades".

   Sobre ello, comentó que tuvo reuniones con "decanos de otras facultades de medicina" y que, de esas charlas, surgió que "el número de inscriptos ha disminuido".

Universalidad

Consultado sobre el sistema de elección de estudiantes en Brasil, donde el cupo total para ingresantes en Medicina es muy bajo en relación al sector de la población que decide iniciar la carrera, Nidd afirmó que "es histórico el famoso vestibular".

   "Es un examen de ingreso reglamentado a nivel nacional para el acceso a las escuelas públicas de medicina. Nosotros entendemos que todos los procesos selectivos son económicos: acceden sólo los de mejores recursos y los que más posibilidades tienen de preparar el examen de ingreso", detalló el decano.

   Según Nidd, esa "conducta limitacionista y expulsiva", contraria a la universalidad de las facultades públicas en Argentina, "hace que los jóvenes busquen canalizar su vocación de estudio, en general, en lugares como Argentina, y en particular en Rosario".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario