La ciudad

El taller que anexó un comedor

En barrio Ludueña funciona un taller que empezaron tres mujeres profesionales con ganas de hacer algo solidario.

Jueves 03 de Octubre de 2019

En barrio Ludueña funciona un taller que empezaron tres mujeres profesionales con ganas de hacer algo solidario. Se llama Vía Libre y allí detectaron que los chicos que participaban de los talleres de manualidades que organizaban tenían hambre, por lo que montaron un comedor comunitario. Hoy, la ración que comen los sábados al mediodía es para algunos lo único con lo que se alimentan todo el fin de semana. "Durante la semana, algunos comen en la escuela, otros en su casa y otros retiran raciones en los comedores comunitarios. Pero nos dimos cuenta de que el fin de semana los niños y los adultos no tienen a dónde ir. Nosotros en Vía Libre les damos de comer a cerca de 80 chicos y 30 adultos, e intentamos armar bolsones con algunos alimentos que conseguimos de donaciones y del Banco de Alimentos", contó Inés Risso, una de las tres mujeres que comenzaron el taller hace varios años en ese barrio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario