La Ciudad

El Inadi pidió que la Justicia investigue los casos de racismo denunciados en Rosario

La delegación local del organismo recibe unas cien denuncias por año de hostigamiento por condición de raza, género o aspecto físico.

Sábado 17 de Abril de 2021

En los primeros días del año, estudiantes brasileños y haitianos de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) fueron amenazados de muerte a través de correos electrónicos y llamados telefónicos con mensajes racistas que el bloque Antirracista Rosario denunció en el Ministerio Público de la Acusación. Hace 20 días, una clienta enfurecida atacó y agredió con insultos a la empleada de un maxi kiosco del centro de la ciudad. El martes por la tarde, cuando la Asociación Civil Haitiana de Rosario se manifestó frente a la fiscalía para hacer visible la discriminación que sufren a diario, un conductor que pasó con su automóvil los agredió duramente.

Para los integrantes de la entidad, que hace tiempo reclaman políticas más activas contra la discriminación, la repetición de situaciones de racismo que se hicieron públicas no es casual, sino apenas una muestra de un extenso catálogo de maltratos con los que conviven a diario los más de 2.500 haitianos que están radicados en la ciudad. Desde la delegación local del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo son cautos al considerar si existe un incremento de las situaciones de agresiones o ataques racistas. Sí, en cambio reclaman que se avance en la investigación judicial de los casos denunciados.

En un comunicado, el organismo expresó su preocupación, repudió y solicitó el pronto esclarecimiento en la Justicia de los esos dos hechos sucedidos en Rosario y denunciados ante el organismo, "de índole violento, racista y xenofóbico".

El escrito destaca que a lo largo de la historia, "muchos grupos han padecido procesos de violencia y discriminación producto del accionar de otros grupos que, constituyendo el colectivo cultural hegemónico, negaron sistemáticamente la existencia de los primeros. Esta realidad ha generado un fenómeno complejo que aún atraviesa nuestra sociedad y que se expresa en múltiples formas de vulneración, discriminación y violencia". Este fenómeno recibe el nombre de racismo.

Casi cien denuncias por año

Entre 2008 y 2019, a las oficinas del Inadi Santa Fe se recibieron 997 denuncias de discriminación, de acuerdo a un documento reciente publicado a nivel nacional que se propone rastrear los hechos de racismo que fueron denunciados en el instituto.

El número representa apenas un 3,7 por ciento de los expedientes que se iniciaron en el organismo nacional en ese período. Más del 60 por ciento de los casos, se denuncian en la ciudad y la provincia de Buenos Aires Aires. En el ránking de denuncias, Santa Fe aparece en el quinto lugar, después de Córdoba y Tucumán.

De acuerdo al trabajo, el racismo estructural es el segundo tipo de discriminación más denunciado, después de los casos relacionados a discapacidad. Las situaciones de racismo atraviesan principalmente las oficinas de la administración pública y la vida en el barrio; pero también el ámbito laboral y las instituciones educativas.

Según destaca la publicación, "la categoría racismo estructural engloba las denuncias recibidas por discriminación ligada a aspecto físico, color de piel, condición socioeconómica, vestimenta y zona de residencia, o bien la discriminación hacia personas afrodescendientes, migrantes (provinciales o de otros países) y pertenecientes a (o descendientes de) pueblos indígenas. La problemática no solo es una de las que presenta mayor volumen de denuncias, sino que además atraviesa los géneros, es recurrente a lo largo de los años, aparece con importancia en todos los ámbitos y es transversal a todas las provincias".

Racismo, bajo la lupa

La delegada local del instituto, Paula Saini, recordó que el racismo es uno de los tres ejes sobre los que se profundizará el trabajo de este año. Los otros dos son género y pobreza. "En nuestro país existen conductas racistas y xenófobas que requieren un abordaje. Nosotros sólo recibimos los casos que se denuncian, no podemos hacer una evaluación sobre si existe un rebrote de xenofobia, lo que sí estamos viendo más denuncias y una mayor visibilización de estos hechos de racismo", apunto.

En lo que va del año, el organismo intervino en dos casos que tuvieron amplia repercusión pública en Rosario: los mails recibidos por estudiantes brasileños y haitianos de la UAI con duros mensajes xenófobos ("negros, no deberían estar acá y tampoco vivos" o "no queremos brasileros por acá", fueron algunos de los mensajes que llegaron a sus casillas de mail) y las agresiones sufridas por la encargada de un maxi kiosco de Maipú al 1200.

Ambos casos fueron denunciados en la fiscalía provincial. Para Saini, es necesario "desnaturalizar estos hechos" y que la Justicia los investigue. "El Inadi no tienen poder de policía para hallar a los responsables de estos hechos, pero estamos frente a dos delitos que están agravados por otro más que es el delito de odio, por eso estos casos deben esclarecerse en la Justicia", consideró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario