La ciudad

El Hospital Regional Sur ya asoma, pero aún faltan dos años y medio de obras

La mole de hormigón equivale a tres manzanas y se erige en San Martín y Circunvalación. Activar el efector costará 4 mil millones de pesos en total

Sábado 08 de Junio de 2019

El Hospital Regional Sur (San Martín y Circunvalación) tiene otros dos años y medio de obras por delante. Pese a la inversión millonaria de fondos provinciales, la mole de hormigón que asoma en la periferia rosarina deberá atravesar una tercera etapa de cerramientos, arquitectura interior y equipamiento. Un gran edificio que el próximo gobernador santafesino deberá tener en cuenta en su plan de infraestructura.

   Ayer, el gobernador Miguel Lifschitz, recorrió sus instalaciones y anunció que en 60 días se licitará su etapa final. Ya se desembolsaron 800 millones de pesos, de un total de 4 mil millones.

   Los vaivenes de la crisis económica afectaron los plazos previstos. Pese a ello, el Hospital Regional Sur avanza a paso firme.

   La estructura de hormigón armado cubre 25.700 metros cuadrados (casi tres manzanas), con un monto actualizado de 400 millones de pesos.

   La etapa 2, que comprendió la carpintería exterior, impermeabilizaciones y obras complementarias comenzó el 6 de noviembre del 2017, obligó a invertir más de 360 millones de pesos y está a cargo de la firma Epreco con un plazo de ejecución de 24 meses, que en la actualidad lleva un avance de obra del 93 por ciento. Lo único que resta es la colocación de algunos sectores de carpinterías sobre la calle de servicio y los parasoles sobre la fachada principal.

   Además, se está realizando una plaza de acceso como obra complementaria con una extensión de obra de 90 días, por 60 millones de pesos adicionales.

   La fisonomía ya asoma desde avenida de Circunvalación, pero la mole de hormigón dista mucho aún de parecerse a un hospital.

   Por ello, la etapa 3 de arquitectura interior quedará para quien ocupe la gobernación tras las elecciones del próximo 16 de junio. Conllevará tareas por un plazo de dos años y medio, aproximadamente.

   El hospital, que servirá como centro de derivación de gran parte del sur santafesino, se proyecta en tres niveles. Una planta baja de cinco peines alternados con patios interiores y dos pisos altos dispuestos en tres peines, donde se localizan las diferentes unidades organizadas por grados de cuidado.

Una oferta de 280 camas

El futuro centro asistencial contará en total con 280 plazas para alojar a la población asistida, incluyendo las camas de internación general, internación transitoria, observación, hospital de día y áreas críticas, tanto de pacientes adultos como pediátricos.

   Tendrá bloques con áreas de diagnóstico y tratamiento, guardia, cirugía, hospital de día, maternidad, internación, cuidados mínimos e intermedios, 18 puestos de terapia intensiva, 6 de coronarias, farmacia, residencia de madres y banco de leche, entre otras.

    En cuanto al sector de acceso, alcanza a 21.600 metros cuadrados.

   Se ejecutaron veredas perimetrales y senderos interiores en hormigón, cordones y rampas para discapacitados, estacionamiento para 80 autos paralelo a la colectora de circunvalación, cestos, bancos, bicicleteros, paradas de colectivos, sistema de riego e iluminación publica completa del predio.

   Además se plantaron 90 árboles dándole una valor agregado a este sector de barrio Las Flores.

El centro asistencia nodal, ya no es una cáscara vacía, pero restan dos años y medio de obra.

“No es una maqueta, ni una estructura abandonada”

“Será el hospital más grande del país, el más moderno. No es una maqueta, no es una estructura abandonada, siempre se estuvo trabajando y se siguió adelante con la obra”, aseguró el gobernador Miguel Lifschitz en las puertas del edificio en construcción para considerar que “seguramente en un par de años lo estará inaugurando Antonio Bonfatti y poniéndolo en marcha”.

  El mandatario provincial recordó que el futuro Hospital Regional Sur es una de las obras del plan integral de salud que puso en marcha el ex gobernador Hermes Binner. “Pasados 12 años, tenemos construidos 100 centros de atención primaria, tres hospitales nodales (queda pendiente el de Rafaela y el Regional Sur), y funcionan los hospitales de segundo nivel. Tenemos la red de salud pública más importante de la Argentina”, detalló Lifschitz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario