La ciudad

El Concejo Municipal destacó al bioquímico Oscar Fay como ciudadano distinguido

El profesional recibió la distinción en un cálido homenaje realizado hoy en el recito de sesiones del cuerpo deliberativo, que estuvo colmado de familiares, amigos y colegas del homenajeado. 

Jueves 23 de Agosto de 2012

El Concejo Municipal destacó hoy al bioquímico rosarino Oscar Fay como Ciudadano Distinguido de Rosario en el ámbito de las Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, en una ceremonia que contó con la presencia de la intendenta Mónica Fein.

El recinto del Concejo se colmó de amigos, compañeros, ex alumnos y familiares de Fay, quienes le dieron el marco de afecto y emotividad al acto que se llevó a cabo durante la mañana, y que fue una iniciativa del concejal radical Jorge Boasso.

El médico y ex secretario de Salud de la Municipalidad Lelio Mangiaterra, el gastroenterólogo Hugo Tanno y Eduardo Ghibert, uno de sus alumnos, fueron los encargados de los discursos, que resumieron con calidez y precisión la tarea de Fay, el primer egresado como doctor en bioquímica de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Uno a uno fueron mencionados los logros de este profesional que desde hace décadas tiene un sueño grande, al que se acerca cada vez más: que Rosario tenga un lugar de privilegio a nivel nacional e internacional en el ámbito de la bilogía molecular y el desarrollo de la ciencia.

Fay fue el creador del Centro de Tecnología en Salud Pública, en la UNR, que a su vez fue designado como Centro Colaborador para las Américas en Hepatitis Virales desde 1984, por la Organización Mundial de la Salud y la Oficina Sanitaria Panamericana.

También integró como director y coordinador el Area Latinoamericana el Comité Internacional del Programa de Vacunación para la Erradicación de la Hepatitis Viral B, de la Organización Mundial de la Salud. Fue Canciller por América Latina en la Sociedad Internacional de Hepatología.

SIn dudas, uno de sus mayores aciertos, con visión de futuro y compromiso social indiscutidos, fue haber trabajado desde el inicio de la aparición de las infecciones por VIH en América Latina, especialmente en la transferencia de tecnología y la prevención, y particularmente en el Cono Sur.

Su dedicación en esta área de la medicina, lo llevó a fundar el COPRES, Comité Intergubernamental de Prevención del SIDA en Rosario, en 1986, en el ámbito de la Universidad de Rosario.

En el ámbito privado dirige el laboratorio Cibic.

Gracias a un currículum tan extenso como su vocación y su entusiasmo, Fay recibió hoy un reconocimiento de su ciudad que recibió con humildad y orgullo. El mismo orgullo que exhibieron su esposa, su hijos y nietos quienes se fundieron en un profundo abrazo al terminar la ceremonia. "No puedo más de tantas emociones", dijo su hija Jorgelina. Y pronunció las palabras precisas, para un día inolvidable.

Después llegó el almuerzo en un coqueto bar de bulevar Oroño y esta noche está prevista una cena en un hotel céntrico en la que no faltarán las anécdotas, los recuerdos profesionales y las innumerables hazañas que Fay, el hombre del gran bigote, registra como maratonista, una pasión que sigue desde muy joven y que lo enardece tanto como NOB, el club de sus amores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario