arzobispo

Desestiman la denuncia presentada contra el arzobispo de Rosario

La Justicia consideró que monseñor Eduardo Martín nunca interfirió en competencias del Estado, tal como se lo había acusado.

Sábado 01 de Agosto de 2020

La Justicia rechazó la denuncia presentada contra el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, por el supuesto delito de usurpación de autoridad al instrumentar una oficina para recibir informes sobre casos de abusos perpetrados al interior de la Iglesia.

La titular de la Fiscalía Regional de la 2ª circunscripción del Ministerio Público de la Acusación, Juliana González, desestimó la denuncia al considerar que "no configura la comisión de ilícito penal alguno, no interfiriendo con la competencia del Estado, sino coexistiendo simultáneamente con ésta, complementándose y apoyándose recíprocamente".

Abusos

El arzobispo de Rosario, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco, creó una oficina para recibir informes sobre casos de abusos sucedidos en el interior de la Iglesia, de manera de investigar y juzgar. Además se prevé un espacio de escucha, asistencia y contención a las víctimas de abusos de poder, de conciencia y sexuales.

El autor de la presentación contra Martín, Carlos Ensinck, a la sazón presidente del Colegio de Abogados de Rosario, acusó al obispo de "tratar de suplantar al Ministerio Público de la Acusación, que es el organismo donde debe reportarse cualquier delito".

La denuncia fue presentada el domingo 8 de julio pasado y también involucraba al obispo de la ciudad de Santa Fe, Sergio Fenoy.

Al conocerse la acusación, desde el Arzobispado local contestaron que "de ninguna manera se intenta sustituir el ámbito de competencia de la autoridad estatal", sino que la oficina creada tiene como finalidad "adoptar las decisiones administrativas y disciplinares dentro de su propio ámbito de actuación", según señaló Martín en un comunicado.

A su vez, reconocidos abogados de la ciudad expresaron que "existen dos ámbitos para juzgar hechos: el jurisdiccional, civil o penal y el interno de la Iglesia católica".

En un comunicado, Martín pidió ayer expresamente: "Quiera Dios que abandonando toda manifestación que exprese y fomente el odio religioso o cualquier forma de él, podamos los argentinos afianzar una cultura del encuentro, más necesaria en esta hora de la patria y del mundo. Que nos ayude la intercesión de Nuestra Señora del Rosario".

Asimismo agradeció el apoyo recibido de parte de la comunidad católica rosarina e incluso de otros credos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario