La ciudad

Denuncia penal de concejales contra los taxistas de la Terminal

Pidieron que se investigue por amenazas y asociación ilícita a los socios de la cooperativa.

Sábado 12 de Mayo de 2018

Las concejalas Fernanda Gigliani y María Eugenia Schmuck se presentaron ayer ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA) para denunciar los hechos de violencia en torno a las paradas de la Terminal de Omnibus. En su denuncia pidieron que se investigue por asociación ilícita y amenazas a los integrantes de la cooperativa Mariano Moreno, quienes habitualmente ascienden y descienden pasajeros por Cafferata.

   La denuncia penal pide que se investiguen hechos de público conocimiento "en el uso indebido de la doble dársena por parte de la cooperativa de Taxis Mariano Moreno, no permitiendo la utilización de la dársena paralela a la vereda" por parte de taxistas que no pertenecen a esta entidad.

   Tras hacer referencia a la escalada de violencia y a los últimos hechos que se viralizaron por las redes sociales, donde damnificados registraron actos intimidatorios por parte de otros choferes, la presentación judicial recuerda que la ordenanza 2.649, que regula el servicio, establece que las paradas son públicas y libres.

   En el escrito se recuerda al MPA que se producen cerca de 5 mil viajes diarios "con demanda cautiva y gran afluencia de turistas" en torno a la Terminal, y que "son sólo 60 los propietarios de taxis que forman parte de la cooperativa que opera con exclusividad en el lugar, generando un monopolio que perjudica a miles de trabajadores". También refiere "hechos de amedrentamiento y amenazas por parte de la cooperativa Moreno en las paradas de Santa Fe y Cafferata".

   Por todo ello, se pide que los fiscales investiguen por asociación ilícita a los inscriptos en esta entidad bajo el cargo de amenazas, insultos y golpes, que tienen por objetivo que otros taxistas no accedan a esas paradas.

   Tras la presentación en el MPA, las concejalas señalaron que "hay taxistas que están dispuestos a acreditar las situaciones que han sufrido", afirmó Gigliani y explicó que además del escrito se pusieron en consideración de los fiscales videos y audios registrados por los taxistas atacados en la Terminal, como prueba para que se pueda avanzar en la investigación.

   "Lo más lamentable es que esto no es nuevo, ya se ha denunciado, y ahora impunemente algunos actores públicamente dicen y acreditan que regentean esas paradas. El Concejo ya intervino (con una ordenanza aprobada por unanimidad en abril de 2015) y planteó la instalación de un punto fijo de control durante las 24 horas y esto no ha ocurrido, entendemos que sería un poco la solución a este problema", recordó Schmuck.

   En ese sentido, apuntó a las autoridades municipales por la falta de acción. "Ya ningún funcionario puede hacerse el distraído, esto llegó a un punto tal, que por eso vamos a la Justicia, para que se investigue y que la Municipalidad haga cumplir la ordenanza, ya que todas las paradas de la ciudad son públicas y libres", acotó la edil radical.

Gigiliani, en tanto, lamentó que se cuestione a las víctimas: "Lo que no se puede hacer es subestimar los testimonios de los taxistas que fueron agredidos o pedir a los taxistas que se sometan a la situación de grabar la escena con un celular para que entonces se pueda creer su relato", señaló.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario