La Ciudad

Concejales piden que se declare la emergencia en el transporte

Ante la amenaza de la empresa El Cacique de dejar el servicio, Ghilotti y Toniolli solicitan esta alternativa para replantear la delicada situación

Viernes 18 de Septiembre de 2020

A través de una solicitud formal que presentó en el Concejo, la empresa de colectivos El Cacique advirtió que dejará de prestar el servicio en Rosario el 31 de octubre y que tiene intenciones de dar por extinguido el vínculo con la Municipalidad, si no se buscan alternativas para revitalizar su economía, severamente dañada por las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus. Ante esta amenaza, concejales de la ciudad remarcaron que la situación del sector es crítica y piden que se declare la emergencia en el transporte para abordar esta problemática con más y mejores herramientas.

Vale recordar que, en ese documento, El Cacique le propuso al municipio que genere un fondo extraordinario que le permita a la firma compensar las complicaciones financieras que afronta, y que se le pague por kilómetro recorrido y no por pasajero transportado. Esta empresa de capitales mendocinos administra hoy 10 líneas: 112, 115, 122, 126, 127, 131, 132, 138, 139 y 140.

“Esto es algo que se venía viendo. Hay una crisis muy profunda en el sistema de transporte, y hay que atenderla como una cuestión de emergencia”, destacó la concejala Renata Ghilotti, integrante del Ente de la Movilidad, quien admitió que “lo que plantea la empresa está en contexto con la situación atravesada producto de la pandemia. Lo veo como una buena oportunidad para barajar y dar de nuevo”.

La edila confió que dentro del Concejo y del Ente de la Movilidad se está evaluando “la posibilidad de declarar la emergencia en transporte y, a partir de ahí, existirá una chance de replantear el nuevo sistema”.

Profundizando en el análisis, Ghilotti puntualizó: “Entiendo que el pliego que hoy nos está rigiendo, ya en su momento era de muy difícil aplicación, y en este contexto todavía más. Sobre todo, teniendo en cuenta la cantidad de pasajeros que se han bajado, producto de la pandemia. Por eso, seguramente, esto va a desembocar en un cambio de hábitos en la manera de trasladarse en la ciudad”.

Y subrayó: “Creo que hay que analizar la posibilidad de una emergencia en el transporte y, a partir de ahí, tomarse un tiempo para redefinir el sistema de transporte de manera integral. Y en este contexto, el intendente tendrá que tomar la iniciativa política en esta problemática”.

“Hay cuestiones que el municipio no está cumpliendo, y la empresa también, por causas extraordinarias con baja de pasajeros, restricciones de pandemia, y paros de colectivos. Todo eso derivó en un escenario insostenible, y hay que replantear la situación”, resaltó la concejala. Y enfatizó: “También puede ser una oportunidad para repensar un nuevo plan integral de movilidad en la ciudad”.

“Hace falta un plan”

Ante este panorama, el edil Eduardo Toniolli trazó conceptos más fuertes y de más corto plazo, sobre la situación de la empresa El Cacique. “Nosotros creemos que el Estado municipal, más allá de lo que haga la firma, tiene que avanzar en un plan de contingencia, y pensar en la declaración de emergencia en el transporte urbano de pasajeros”.

Y explicó: “Esto no quiere decir que se tienen que atender todas las cuestiones que exige esta empresa, sino todo el conflicto en general, y avanzar en un plan de contingencia. Por lo menos, para esta etapa de crisis que impone la pandemia. Ahora no hay ingresos por corte de boletos, y es muy difícil que se recupere por las medidas sanitarias que atravesamos, que impiden que el transporte sea de uso masivo”.

Toniolli brindó su visión del problema. “Yo no lo veo como una oportunidad, porque estamos atravesando una crisis brutal. Pero no nos queda otra que replantear, primero la contingencia, y después ir más a fondo”, precisó.

Nos están planteando una falsa dicotomía de salvataje o que se van, tratando de buscar un mutuo acuerdo. Pero, antes de que comience la pandemia, ya el pliego no se cumplía, en los recorridos, en el porcentaje de flota nueva, y en los trasbordos gratuitos. Sin dudas, es muy complicado resolver este conflicto, que puede llegar a tener derivaciones judiciales. Pero para eso hace falta un plan de contingencia”, afirmó Toniolli.

Un informe anual

En este escenario de amenazas, agitados contrapuntos y polémicas en la arena política local, el Concejo Municipal aprobó una iniciativa del edil, Eduardo Toniolli, que obliga al Ejecutivo local a exhibir un informe anual que reúna todos los indicadores del transporte urbano de pasajeros.

“Luego de cuatro años de realizar muchos intentos, una y otra vez, finalmente logramos aprobar esta acción legislativa, que entendemos va a representar un gran aporte a la transparencia del sistema, permitiendo mejorar considerablemente el control social sobre las empresas de colectivos”, remarcó Toniolli tras la aprobación.

El concejal explicó que “algunos de los aspectos que deberá exponer el municipio en su informe anual tienen que ver con la cantidad total de viajes mensuales de cada línea (discriminados en viajes pagos, trasbordos gratuitos, y viajes franquiciados), los kilómetros reales mensuales realizados por línea, la cantidad de contravenciones registradas por cada empresa (incumplimientos de frecuencias, falta de unidades, limpieza, faltas de tránsito y otras), consumo de combustible mensual y de energía eléctrica en el caso de los trolebuses, entre otros puntos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS