La ciudad

Cerró una panadería y 13 personas se quedaron sin trabajo

El miércoles a la tarde 13 personas se quedaron sin trabajo, cuando la panadería El Rey del Pan bajó sus persianas. Denuncian irregularidades en los pagos y que no les advirtieron que cerrarían las puertas.

Viernes 08 de Febrero de 2019

El miércoles a la tarde 13 personas se quedaron sin trabajo, cuando la panadería El Rey del Pan bajó sus persianas. Denuncian irregularidades en los pagos y que no les advirtieron que cerrarían las puertas.

Los ex empleados de la panadería ubicada en Rondeau al 2800 realizaron ayer un acampe frente al local para no perder sus puestos de trabajo y reclamar los sueldos adeudados.

Cuando el miércoles a la tarde quisieron entrar a trabajar al El Rey del Pan no pudieron hacerlo porque las persianas estaban bajas y se colocó un cartel donde se leía "cerrado por reformas".

Débora es empleada desde 2015, cuando la panadería abrió. Se ocupaba de la atención al público, y también realizaba tareas de limpieza y pastelería.

Ayer estaba apostada en la esquina de Rondeau y Vieytes junto con otros compañeros de trabajo. Furiosa y dolida, la mujer expresó su indignación: "Nos dejaron en la calle y encima nos deben aguinaldo, vacaciones y el sueldo de enero".

Además, contó que los obligaron a "firmar recibos de sueldo como si se hubiera cobrado, pero en realidad nunca pagaron".

Según relató Débora, ella estaba anotada por cuatro horas, pero en realidad trabajaba ocho.

A su lado, Maira Casajús, dijo afligida que tiene dos hijas y que esa era su fuente de trabajo.

La mujer toma cada día dos colectivos para llegar al lugar de trabajo y el turno que le asignaron fue de 22 a 2, ya que la panadería atendía las 24 horas.

"No nos comentaron nada de que querían cerrar. Hace 15 días cambiaron los encargados, pero no nos imaginábamos que estarían por tomar esta decisión. Ellos dicen que están en quiebra, pero nosotros sabemos la plata que manejan", manifestó indignada la mujer que pasó toda la noche del miércoles y gran parte del día de ayer apostada frente al local .

"Tengo dos hijas, una de 11 y otra de 6 años y ahora estoy en la calle", dijo desesperada.

Los ex empleados contaron que ayer, a las 10, se presentó uno de los dueños y se metió en el local con una chata. "Se reía en nuestra cara", dijeron.

A todos se les adeuda el mes de enero, algunos parte de diciembre, aguinaldo y vacaciones.

"Nos pagaban en mano. El martes, a las 6 de la tarde, recibí una notificación de que me iban a pagar, me hicieron esperar hasta las nueve de la noche y no me pagaron. Me querían arreglar con mil pesos , y les dije que no quería recibir eso, sino mi sueldo", confesó Maira, quien relató a La Capital que tampoco tenían ART ya que ella sufrió un accidente laboral y no tuvo forma de cubrirlo.

En tanto, los vecinos de la zona se solidarizaron. Les alcanzaron algo de comer y también agua. "Nosotros queremos preservar nuestra fuente de empleo y que nos paguen lo que nos adeudan", manifestaron quienes se mantenían ayer a las puertas del local que vendía pan, sándwiches, confituras y también era rotisería.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});