La ciudad

Cambia el ingreso de la guardia del Carrasco por refacciones

El ingreso a ese sector se trasladará a Zeballos al 4100, entre Avellaneda y Río de Janeiro.

Sábado 27 de Enero de 2018

La Municipalidad comienza esta semana con la obra de la última etapa del edificio de la guardia médica del Hospital Carrasco (Avellaneda 1402), que será ampliado y refaccionado. El ingreso a este sector se trasladará a Zeballos al 4100, entre Avellaneda y Río de Janeiro, donde se iniciará la atención a partir de hoy. Por eso, hasta ayer inclusive se realizó la mudanza al espacio provisorio.

"Esta última etapa de obra del hospital potenciará el trabajo del efector en la ciudad, ya que no sólo crece en metros cuadrados y equipamiento, sino también en funcionalidad con las áreas de diagnóstico por imagen garantizando una mejor atención de los vecinos", expresó el secretario de Salud, Leonardo Caruana, en una rueda de prensa.

Por otro lado, remarcó "La obra pone a esta guardia en sintonía con todos los efectores de la red porque creemos en el desarrollo sostenido y en el crecimiento de la oferta pública de salud".

La obra del nuevo edificio de la guardia médica del Carrasco fue adjudicada en licitación pública a la empresa Depaoli y Trosce por un monto de $30.253.000 y se estima que los trabajos tendrán un plazo de ejecución de entre 10 y 12 meses. Esta etapa es parte de las obras que se están desarrollando en este efector que el año pasado celebró 120 años de funcionamiento.

Ampliación

El proyecto de la guardia consiste en una ampliación de sus dimensiones, a la vez que se remodelará su interior. En este sentido, es importante destacar que el nuevo sector pasará de tener 315 a 500 metros cuadrados cubiertos y un sector semicubierto de 275 metros cuadrados.

La guardia comparte el edificio con el servicio de diagnóstico por imágenes y se encuentra en relación directa con consultorios externos y con el área de internación. Allí se recibe un promedio de 4 mil consultas mensuales de vecinos, fundamentalmente de los distritos noroeste, centro y sudoeste.

Sólo en 2017 se registraron 33.908 consultas: en los consultorios externos se realizaron 71.786 y 11.300 consultas de especialidades no médicas como kinesiología, podología, odontología, entre otras. Además, en sus salas de internación estuvieron alojados 1.729 vecinos.

La inversión en este efector centenario asciende a 49 millones desde 2012 con obras que incluyen las dos primeras etapas de la guardia, los cambios de cubierta en el laboratorio y el lavadero, una estación reguladora de gas y la nueva conexión a gas natural, la recuperación de las salas 1 y 2 , y la puesta en valor del pabellón histórico donde funcionan áreas administrativas. En los últimos 20 años el Hospital creció de 4.000 a 6.500 metros cuadrados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario