Banderas

Banderas y bocinazos en Rosario para rechazar las políticas de la Casa Rosada

Abundaron la críticas a la reforma judicial y llamados a defender "la libertad". Hubo réplicas en la ciudad de Santa Fe y otros puntos de la provincia y el país.

Martes 18 de Agosto de 2020

Las manifestaciones en contra del gobierno nacional se hicieron sentir ayer frente al Monumento Nacional a la Bandera. Con paños celestes y blancos, bocinazos, gritos, aplausos y carteles con duros mensajes que expresaron cuestionamientos y perceptibles señales de rechazo a la gestión que lleva adelante el presidente Alberto Fernández, más de 5 mil personas —según los convocantes— protagonizaron una ruidosa marcha de protesta en la costa central rosarina.

Con un tinte familiar más abierto y superando la convocatoria de las anteriores, la expresión opositora incluyó diferentes reclamos y consignas, con un sol pleno que regaló una tarde primaveral. Los grupos más numerosos exhibieron sus cuestionamientos a la reforma judicial que promueve la Casa Rosada y contra la corrupción y a favor de los valores republicanos.

En esa misma dirección se realizaron multitudinarias manifestaciones de similares características en otras ciudades del país, como Buenos Aires, Córdoba y Mar del Plata (ver página 13).

foto___056.jpg

A partir de las 16, comenzaron a sentirse los primeros bocinazos que ganaron la ribera central en la ciudad y el núcleo de la protesta se instaló alrededor del histórico mástil. Con barbijos y tomando precauciones sanitarias, muchas parejas y familias decidieron acercarse a pie. Algunos vestidos de gauchos, otros con mates individuales, la gran mayoría llevó banderas argentinas de todos los tamaños como principal símbolo de ese reclamo. Y algunos vecinos se sumaron colgando banderas en los balcones de los edificios cercanos al Monumento.

Los carteles asumieron un destacado rol, con frases muy críticas del gobierno nacional. "No a la reforma judicial", "Viva la patria", "No suelten a lo presos", "Por la república", "Por una Justicia independiente", "Queremos una Argentina libre, segura, sin corrupción", "Cuando la Patria está en peligro, todo está permitido excepto no defenderla", rezaban algunas de las pancartas más visibles.

"Sin chori, sin coca, por una Argentina sin corrupción", "No larguen a los delincuentes", "Por la República, por la Justicia y por la verdad", "No a la reforma de la Justicia para lograr impunidad", "Argentina está en peligro", "Nos robaron tanto que nos quitaron el miedo", apuntaron otros carteles.

foto___040.jpg

Los asistentes se ubicaron a los costados de avenida Belgrano y con banderas y camisetas argentinas aplaudieron el paso de los vehículos, que también ocuparon un papel importante en la movida. Toda la manifestación fue cubierta por móviles de canales de televisión de Rosario y de las cadenas porteñas.

El dato llamativo de la convocatoria lo brindó un puñado de manifestantes que, con carteles amarillos, se mostraron a favor de consumo del dióxido de cloro. Ese pequeño grupo se instaló en el corazón de la protesta general y no cayó bien en muchos de los responsables de la marcha.

"Tomamos dióxido de cloro y estamos sanos", "Televisión = manipulación", "Por qué nos niegan algo sano", fueron las frases que levantaron con sus pancartas amarillas.

foto___039.jpg

Si bien no hubo banderas ni expresiones partidarias, algunos referentes opositores locales participaron de la marcha. Con barbijos, perfil bajo y sin elementos distintivos identificatorios se pudo ver al diputado nacional Federico Angelini (vicepresidente del PRO) y a los concejales Daniela León y Carlos Cardozo.

"La marcha es para defender la República y las libertades individuales, para decirle al gobierno nacional que miles de argentinos no quieren una reforma judicial en esta etapa de pandemia", resaltó a La Capital Angelini.

foto___001.jpg

Cardozo, en tanto, subrayó: "Sin dudas, es una expresión genuina de la gente, que se manifiesta en contra de los atropellos institucionales y de los dislates que está haciendo el gobierno nacional".

De ese modo, la manifestación opositora hizo sentir su posición. Hasta pasadas las 18, los autos siguieron recorriendo la costa central con bocinazos y banderas argentinas apretadas en los puños, bien en alto.

A la misma hora

Paralelamente, en la capital provincial, manifestantes se concentraron en la Plaza 25 de Mayo. En ese marco, José Corral, radical afín al macrismo, aseveró sobre el banderazo: "Es un llamado de atención al gobierno para que deje de ampliar la grieta y se enfoque en las verdaderas preocupaciones que tiene el país".

La convocatoria también se hizo sentir con fuerza en Avellaneda, en el norte de Santa Fe, la ciudad donde Vicentin tiene su sede central y que devino en bastión del rechazo a la intervención estatal en el gigante agroexportador en default.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario