Información Gral

Una joven sufrió un ataque sexual en la zona donde fue asesinada Lola

Los agresores grabaron el hecho y lo colgaron en las redes sociales. El celular desde el que se subió el video a la aplicación de mensajería Whatsapp ya fue identificado y su propietario, detenido.   

Sábado 24 de Enero de 2015

Una joven sufrió un ataque sexual por parte de una patota en el balneario rochense Punta del Diablo (Uruguay), dentro del mismo radio costero en el que apareció muerta la argentina Lola Luna Chomnalez (15 años), el 30 de diciembre del año pasado en la playa de Valizas. Los agresores grabaron el hecho y lo colgaron en las redes sociales.

El celular desde el que se subió el video a la aplicación de mensajería Whatsapp ya fue identificado y su propietario detenido, junto a otros tres imputados del hecho. Desde Delitos Informáticos de la policía se precisó que confirmaron la autoría del ataque debido a que cada dispositivo que recibe el audiovisual crea una copia del mismo en su memoria.

El caso fue denunciado el viernes 16 y se conoció por un video que presentó anteayer una amiga de la abusada y que se había empezado a difundir por Whatsapp. En las imágenes se puede ver que la víctima, que en un principio estaba sola con un muchacho, es manoseada por los jóvenes en varias oportunidades, a pesar de que la joven pide a gritos que la dejen en paz y que no la filmen con celulares.

Punta del Diablo es uno de los balnearios más concurridos del Departamento de Rocha, al igual que Valizas, donde fue hallado el cuerpo de Lola. Ambos lugares tienen una característica: son pueblitos de pescadores elegidos como favoritos entre los más jóvenes, tanto de Argentina como de Uruguay.

Aparentemente, la patota sorprendió a la joven mientras estaba con su novio en un descampado. En las imágenes la chica aparece sentada en el pasto; mientras dos la manosean, un tercero graba la violenta escena con su celular diciendo que subirá todo a las redes sociales.

Fuentes del Delitos Tecnológicos de Uruguay dijeron que hay cinco personas que están identificadas como autoras del ataque y se espera que en las próximas horas declaren ante la Justicia. Tres de los acusados pueden verse en el video, y otros dos que llegaron con los primeros permanecieron esperando en una camioneta.

La chica declaró que ella estaba a solas con su novio y los imputados llegaron de improviso al lugar a bordo de una camioneta. Tras sorprender a la pareja, los atacantes le dijeron a la joven que debía mantener relaciones íntimas con su pareja o subirían las imágenes que tomaron de ella al llegar (estaba con una musculosa y en ropa interior). Por esa razón los agresores pueden ser acusados por un delito de extorsión. Además se les puede tipificar otro delito por difundir el video en WhatsApp y el de atentado violento al pudor por el manoseo que sufrió la chica.

En sede policial, los jóvenes reconocieron que habían difundido la filmación desde sus celulares y computadoras. En el video se observa que la joven está con una musculosa y sin short, pero en ropa interior en un descampado junto a otro joven que tiene la bermuda baja y son abordados por el grupo de muchachos que los filman.

Rápidamente la joven mira a quien la filma y le dice: "¿Podés dejar de filmar el video ese, por favor?". Pese a ello, la filmación continúa y un joven sostiene: "Esta va directa para Instagram".

 

Ruegos. El muchacho que estaba con la joven agredida se aleja, pero se acerca otro, que la abraza y le toca el pecho descubierto. Seguidamente quien filma la toca también en el busto. Y prosigue el diálogo: "¡Salí de acá!", dice ella. "¡Pará, en serio, por favor!", ruega la joven al que filma.

Sin embargo éste, que se había alejado un poco se acerca nuevamente y dice: "¿Estás bien? Mirá a la cámara (...) Saludá. De Instagram va para Twitter y de Twitter me lo publican en Facebook y después lo pasan para Whatsapp y de Whatsapp para Youtube y somos re popu. Mínimo un millón de reproducciones", agrega quien filma.

En tanto, la joven interrumpe reiteradas veces elevando el tono de voz diciendo: "No, en serio, por favor no". El que filma vuelve a intervenir y dice "En serio, ¿tenés novio?, ¿algo para la cámara? Va para el 12 esto" y así finaliza el video, que dura un minuto y ocho segundos.

Luego de que se difundiera el video del abuso a la joven comenzaron a sumarse las reacciones repudio en Twitter y Facebook. A modo de escrache, varios usuarios compartieron en Facebook la foto de los jóvenes que realizaron la filmación.

Algunas organizaciones aprovecharon la notoriedad del caso para difundir en Twitter un mensaje contra este tipo de situaciones: "¡Atención! Filmar sin consentimiento, manosear y compartir, son delito. Está mal. ¿Se entiende? #YoNoComparto".

Un juez federal investiga agresión antijudía

El juez federal de Esquel Guido Otranto declaró su competencia en la investigación del ataque antisemita del lunes a la madrugada al hostel Onda Azul de Lago Puelo, cuando cuatro agresores apedrearon el lugar, rompieron ventanas y autos, y lesionaron a una decena de personas, mientras expresaban insultos a los turistas israelíes que se alojaban allí, se informó oficialmente.

Otranto enmarcó el hecho en "el contexto de una campaña que hace meses se viene realizando en las localidades de la Comarca Andina (que incluye la localidad rionegrina de El Bolsón) en repudio a la concurrencia de mochileros israelíes".

El magistrado decidió intervenir a raíz de publicaciones periodísticas sobre el hecho, que "respondería a motivaciones discriminatorias comprendidas en la ley 23.592, cuya aplicación corresponde a la justicia federal en casos de estas características".

La agresión se produjo el lunes entre la 1.15 y las 3.30, y la policía tardó 45 minutos en intervenir, tiempo en el que los atacantes provocaron los destrozos y lastimaron al dueño del hostel y a los pasajeros.

Tomó la investigación el fiscal provincial Oscar Oro, quien consideró que no se trató de un ataque xenófobo ni antisemita, sino que lo tomó como "un conflicto entre vecinos que terminó en forma violenta". Sin embargo, el fiscal fue contradicho por el gobernador Martín Buzzi, sus ministros y el dueño del hostel, Yoav Pollac, quien lamentó que "estén intentando reducir el ataque a una pelea de vecinos".

"Eso es vergonzoso a mi criterio, y no coincide con la opinión del gobernador, del Inadi, de la Daia y de los seis policías que intervinieron y los demás 150 testigos presentes", expresó Pollac.

Onda Azul es un hostel que se promociona en base a su recepción de turismo israelí y que incluso tiene su página de Facebook con posteos mayoritarios en hebreo.

Pollak dijo que durante todo el ataque los agresores gritaron a las víctimas "fuera judíos de mierda" y "vienen a robarnos la Patagonia", aunque el fiscal Oro señaló que sólo al irse uno de ellos expresó su enojo porque la policía defendía a los "judíos" en lugar de los vecinos.

El juzgado destacó que en la Comarca Andina ya hay antecedentes sobre distribución de folletos y afiches contra turistas de Israel, por lo que intervino el Inadi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS