Información Gral

Una beba se ahogó en la pileta de lona de su casa

Mendoza. La niña, de ocho días, apareció flotando ayer a la mañana. Detuvieron a su mamá, que declaró que la amamantó a las cinco y la halló muerta a las ocho.

Lunes 19 de Enero de 2015

Una niña de ocho días de vida murió ayer ahogada en la pileta de lona de su casa, en la ciudad mendocina de Las Heras, donde la Justicia ordenó demorar a su madre, una joven de 20 años, para investigar las causas de la muerte.
  La madre de la niña será sometida a pericias psicológicas para determinar su estado emocional.
  Se buscará corroborar la veracidad de la denuncia original cuando dijo que al despertarse ayer a la mañana notó que faltaba la beba y la encontró ahogada en la pileta.
  La niña murió ahogada en el agua de la pileta de lona ubicado en el patio de su casa de la calle Independencia al 2400, de acuerdo a la información policial.
  La beba fue llevada poco antes de las 8 de ayer por su madre a la guardia médica del Hospital Ramón Carrillo de esa comuna del Gran Mendoza.
  La joven, que comparte su vivienda con sus padres y un hermano, relató a los médicos que la había trasladado directamente en su auto tras encontrarla en el agua de la pileta.
  La mujer relató a los médicos que ella la había alimentado a las 5 de esta madrugada y tiempo después, al despertar, constató la ausencia de la bebé.  Tras buscarla en el interior de la vivienda, finalmente la encontró en el patio, “flotando en la pileta de lona”, añadió un informe policial que distribuyó el Ministerio de Seguridad.
  Un médico de guardia constató el fallecimiento de la niña y diagnosticó su “muerte por ahogamiento”. Ante lo confuso del caso, el fiscal Fernando Giunta dispuso el traslado de la madre “junto a su grupo familiar”, a la sede judicial para poder investigar quién llevó a la niña hasta la pileta y la ahogó.
  El fiscal dispuso la aprehensión de la joven madre para someterla a pericias para determinar si tiene algún grado de culpabilidad en la muerte de su hija.
En Villa Fiorito. Un adolescente de 15 años de la localidad bonaerense de Villa Fiorito murió el jueves tras ser atropellado por delincuentes que manejaban a alta velocidad un auto robado y que aún están prófugos.
  El episodio se dio alrededor de las 21.30, cuando la víctima, Nahuel Ayala, junto con una  amiga, había salido a comprar una gaseosa, según relató su familia a Diario Popular.
  De acuerdo con el papá del chico atropellado, Osvaldo Ayala, el auto que manejaban los ladrones había sido robado a una mujer minutos antes, a quien habían bajado “de los pelos” para poder llevárselo.
  Indicó también que aún no se sabe por qué razón los delincuentes iban a alta velocidad, ya que, al parecer, no escapaban de nadie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS