Información Gral

Un surfista fue atacado por un tiburón y logró sobrevivir

David Quinlivan fue atacado cuando remaba en su kayak ligero cerca del pueblo de Forster, en el estado de Nueva Gales del Sur, a 300 kilómetros al norte de Sydney, agregó la policía

Sábado 05 de Septiembre de 2015

Un hombre de 65 años fue atacado ayer por un tiburón en el estado más poblado de Australia, pero logró remar en su kayak hasta la costa y recibir ayuda para atenderse de una lesión grave en la pierna, informó la policía.

David Quinlivan fue atacado cuando remaba en su kayak ligero cerca del pueblo de Forster, en el estado de Nueva Gales del Sur, a 300 kilómetros al norte de Sydney, agregó la policía. Dijo que cayó al agua pero que logró abordar otra vez al kayak y acercarse a la costa, donde varias personas lograron ayudarlo a salir del agua.

Uno de ellos, Warren Thompson, dijo que él y otros corrieron para ayudar a Quinlivan. "Había perdido su remo, pero logró subir de nuevo al kayak y usó una ola para llegar hasta la playa", dijo Thompson, quien agregó que "creíamos que había sufrido un ataque al corazón. Cuando nos acercamos a él, nos dijo que nos alejáramos del agua".

"El estaba consciente y hablaba con nosotros, pero mostraba que estaba sufriendo mucho dolor."

Quinlivan, salvavidas marino y bombero, fue trasladado en helicóptero para someterlo a una cirugía de emergencia por una lesión en la pantorrilla y el tobillo de la pierna izquierda. El servicio de ambulancias del estado describió las lesiones como graves.

El surfista fue tratado primero en la playa por paramédicos. Un portavoz del helicóptero médico Westpac que lo socorrió dijo que las heridas "iban hasta el hueso".

Fue trasladado vía aérea al hospital John Hunter de Newcastle en una condición estable.

Quinlivan identificó al escualo como un gran tiburón blanco, dijo el portavoz médico.

Hace dos semanas, un surfista de 38 años sufrió lesiones que pusieron en riesgo su vida cuando fue atacado por un tiburón en Port Macquarie, 100 kilómetros al norte de Forster. Tres semanas antes, un surfista de 52 años fue herido de gravedad luego de golpear repetidamente a un tiburón que lo atacó en Evans Head, a 230 kilómetros al norte de Port Macquarie, en el undécimo ataque —incluida una muerte— en cinco meses a lo largo de un tramo de 20 kilómetros de la costa norteña de Nueva Gales del Sur.

El 9 de febrero, un turista japonés de 41 años murió en el pueblo turístico de Ballina, también en Nueva Gales del Sur. El único ataque mortal en Australia desde entonces fue en julio, cuando un buzo de 46 años murió en la isla de Tasmania, a 1.600 kilómetros al sur de Ballina.

Es común la presencia de tiburones en las playas australianas, pero los ataques fatales son raros. En las últimas décadas, el país ha mantenido un promedio inferior a dos muertes al año.

Terry Aldridge, integrante del Black Head Surf Club, dijo que "estos ataques no tienen precedentes, son extraordinarios".

Una serie reciente de avistamientos de tiburones en la costa, cerca de Ballina, han generado un debate sobre las medidas de control de los escualos.

El mes pasado se anunció la implementación de un programa de 250,000 dólares en la zona. El programa incluirá la captura de tiburones blancos en la zona y la instalación de marcas satelitales en ellos para hacer un seguimiento del derrotero de los animales y alertar a los bañistas cuando se acercan a la costa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS