Información Gral

Un joven autista fue torturado en el colegio con descargas eléctricas

Se trata del norteamericano André McCollins quien cuando tenía 18 años recibió descargas eléctricas atado en el suelo durante más de siete horas. El joven, tras permanecer tres días en coma, quedó inválido. El caso ocurrió hace diez años y ahora en el jucio se conocieron las imágenes. Mirá el video.

Miércoles 18 de Abril de 2012

André McCollins, un joven autista de 18 años, fue a al colegio para chicos con necesidades especiales en Rotenberg, Boston, como un día cualquiera el 25 de octubre de 2002. Lo que no sabía el chico es que ese día sus hábitos de rutina se truncarían por una trivialidad. McCollins se negó a quitarse el abrigo al llegar al colegio y como castigo sus profesores le dieron 31 descargas eléctricas. El video en el que se constatan los hechos ha tardado en salir a la luz diez años.

Las imágenes en las que se ve a André McCollins siendo electrocutado y torturado por los profesores del centro fue grabado por las cámaras de seguridad. La familia del joven denunció al centro de educación, Judge Rotenberg Centre, por realizar técnicas agresivas para tratar a pacientes con autismo o de necesidades especiales.

Los profesores de este centro ataron a McCollins y le pusieron un casco para que no se moviera mientras le daban las descargas, que se sucedieron durante siete horas en las que no comió ni bebió nada. Mientras le torturaban, los profesores se reían de él. En el video se ve como el alumno torturado grita y pide ayuda, pero no tiene respuesta de nadie, ya que sus docentes siguen con las brutales prácticas.

Uno de los peritos ha valorado este acontecimiento diciendo que es "una violación brutal de las normas de atención".

La psicóloga del centro ha declarado que no le preguntaron por qué no quería quitarse el abrigo y que directamente, ante la negativa, decidieron reducirle para "mantener a todo el mundo a salvo, a André y a todos los que estan en su alrededor", al inmovilizarlo pretendian "protegerle de su comportamiento que podía resultar muy peligroso", según informa Fox News.

El joven, tras permanecer tres días en coma, quedó inválido. Su madre, que declaró ayer en el juicio contra la escuela y los profesores implicados, tras ver las imágenes, no pudo dejar de llorar y aseguró que "nunca" pensó que en la escuela se cometían estos abusos. Los médicos que han declarado han asegurado que el joven pudo morir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS