Información Gral

Un guardafauna chubutense logró un inusual registro de orcas patagónicas

 Roberto Raffa filmó a los animales bajo el agua y se acercó a menos de medio metro de algunos de los ejemplares en la reserva de Caleta Valdés, ubicada en la península del mismo nombre.

Sábado 24 de Enero de 2015

Un guardafauna chubutense logró filmaciones de una familia de orcas a una distancia muy corta para desmitificar que esos cetáceos sean “asesinos”. Roberto Raffa filmó a los animales bajo el agua y se acercó a menos de medio metro de algunos de los ejemplares en la reserva de Caleta Valdés, ubicada en la península del mismo nombre.

   La intención del experto es aportar datos científicos sobre la vida de estos animales que por un mito se los considera peligrosos en extremo. “Quiero aportar a la ciencia todo lo que pueda en relación a la vida de las orcas. Por eso realicé este trabajo. Son varios minutos de filmación en los que me acerqué a las orcas y, como ven, lo puedo contar”, señaló.

   Raffa pretende continuar el trabajo que iniciaron dos precursores: Roberto Bubas y Juan Carlos López. El primero se hizo conocido por nadar con las orcas e incluso lograr que se acerquen a la costa tocándoles algunas melodías con su armónica. “Yo trabajé con Bubas y fue allí donde quise comenzar a realizar este tipo de trabajo”, contó Raffa que volvió a la caleta hace dos años. El guardafauna tiene 23 años en la profesión y recorrió varias reservas, ya que además de la caleta Valdés estuvo en la cercana Isla de los Pájaros, Punta Loma y en la reserva del pingüino de Magallanes de Punta Tombo, donde residió por varios años y fue el jefe de los guardafaunas.

   Raffa utilizó una máquina de filmar acuática y logró una secuencia de varios minutos. Después realizó otro trabajo en el que se lo puede ver frente a las orcas. “Quiero aclarar que lo que hacemos está dentro de lo permitido porque somos los primeros en respetar a las especies en su hábitat. Consideramos que todo aporte es importante para conocer más sobre la vida de estos animales”, aseveró.

   Las orcas han creado una estrategia de alimentación considerada como la más espectacular y especializada del planeta, y representa una de las conductas predatorias más impresionantes de la vida salvaje. Se la denomina “varamiento intencional” y consiste en el encallamiento voluntario del cetáceo en la maniobra para capturar a la presa, que en general son crías de lobos marinos.

   Los cetáceos concretan un veloz acercamiento a la playa, en forma de embestida, y el fuerte envión generalmente las deja con la mitad del cuerpo sobre la arena. Resulta extraordinario el esfuerzo que hacen retorciéndose y dando coletazos para regresar a aguas más profundas tras el ataque, que perpetran durante largo tiempo acercándose en amplios zig zags de tal modo que la presa no percibe la proximidad del predador hasta que son víctimas de un asalto final.

   “Afortunadamente podemos dar con las orcas en distintos lugares con la ayuda de los inspectores turísticos, que cuando ven una ejemplar nos avisan”, dijo Raffa, quien reconoció que “estar frente a un animal de este tipo siempre da miedo, pero uno sabe su comportamiento y que sólo ataca a las presas para poder alimentarse”.

En su cuenta de Facebook (robertoantonioraffa) el guardafauna ha recopilado material didáctico y fotográfico respecto al trabajo realizado durante estos dos años.

Características propias. Las orcas que cazan en las costas patagónicas tienen comportamientos definidos y cazan y comparten con los miembros de su familia el alimento obtenido. Tienen una compleja vida social, se comunican mediante agudos sonidos y suelen viajar en formación.

   A pesar de que se las denomina “ballena asesina”, las orcas pertenecen a la familia de los delfines, tienen dientes. Los grandes machos pueden medir más de 9,5 metros y pesar más de 8 toneladas, y su aleta dorsal puede medir hasta 2 metros, mientras que las hembras superan los 6 metros y pesan más de 5 toneladas.

   Las hembras en libertad viven unos 50 años con una longevidad máxima de 80 años. Los machos aproximadamente 30 años y un máximo de 60 años. Presentan una coloración blanca y negra que se distribuye de manera particular, la cual es propia de cada individuo y permite distinguirlo de los demás.

   Se han identificado varios tipos de orca en los hemisferios norte y sur, los cuales tienen diferencias genéticas, morfológicas, comportamentales y alimentarias tan notables, que incluso se han propuesto como especies diferentes.

   Las orcas, por lo general, se alimentan de peces, gaviotas, calamares y mamíferos marinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario