Información Gral

Singular encuentro de copleros en Jujuy

En la localidad de Purmamarca, a 65 kilómetros de la ciudad de Jujuy, rumbo al norte, se llevará a cabo el XXVI Encuentro de Copleros, que congrega a artistas jujeños y de las provincias de Salta y Tucumán, como un esfuerzo para sostener la identidad cultural de la región y "rescatar el canto del pueblo".

Domingo 04 de Enero de 2009

En la localidad de Purmamarca, a 65 kilómetros de la ciudad de Jujuy, rumbo al norte, se llevará a cabo el XXVI Encuentro de Copleros, que congrega a artistas jujeños y de las provincias de Salta y Tucumán, como un esfuerzo para sostener la identidad cultural de la región y "rescatar el canto del pueblo".

A ese pintoresco pueblo, con casas bajas, paredes de adobe y techos de tortas de paja y barro, se accede por la ruta nacional 9, que corre por toda la Quebrada de Humahuaca (declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2003), y que conduce hasta La Quiaca, en la frontera con Bolivia

El encuentro se realizará el sábado 10 venidero en la plaza 9 de Julio, donde todos los copleros van a marchar con sus guitarras, bombos y sicuris, cantando y bailando, hasta la sede del club Santa Rosa de Lima, donde se realizará el festejo central.

Selva Vilte, una de las fundadoras del encuentro en 1983, destacó que la celebración no obedece a los cánones de un festival, "no es algo comercial ni competitivo", aclaró. El encuentro, destacó, "es parte de la identidad cultural del jujeño, el esfuerzo de los pobladores y de la comisión municipal".

"Hace 26 años nos reunimos un grupo de copleras y copleros en defensa del canto del pueblo", señaló Selva, quien es hermana de la dirigente del magisterio Marina Vilte, detenida y desaparecida en 1976.

"El año pasado llegaron 500 copleros y este año esperamos muchos más a los que invitamos un almuerzo exclusivo con 400 litros de chicha (la bebida de los incas) para reforzar el canto", explicó.

Así, mujeres y hombres que llegan desde todos los puntos de la Quebrada de Humahuaca y de la región de la Puna, al igual que los valles y la Yunga, se expresan en coplas con palabras sencillas y emotivas.

Muchas de las coplas surgen espontáneamente, otras se las puede rastrear en el tiempo, cuando los españoles las dejaron madurar en tierras jujeñas.

Las calles de Purmamarca, en especial las de la plaza, se llenan de gente para escuchar las rondas de coplas y el topamiento de copleros con un tema por desarrollar, que vinculan con un hecho del pasado o las vicisitudes cotidianas.

Los siete colores. Purmamarca está a los pies del cerro de Siete Colores, por el color intenso de sus arcillas que lo hacen único en la zona. Cuenta con un bello paseo, Los Clorados, que se puede realizar a pie por la parte posterior del pueblo.

La feria de artesanías en la plaza es una de las mejores de toda la Quebrada de Humahuaca por la calidad de sus productos y por la originalidad de sus diseños de pulóveres, guantes y chulos (gorros).

Para conocer algo de la copla hay que acudir al Cancionero Popular de Jujuy, de Juan Alfonso Carrizo, quien recorrió la provincia recogiendo estas expresiones que compiló en un libro de casi 600 páginas. Publicada en 1935, por la Universidad Nacional de Tucumán, la Universidad de Jujuy, hizo otra tirada de 500 ejemplares en 1989.

El mismo Carrizo, quien hizo los cancioneros de Salta, Catamarca, Tucumán y La Rioja, realiza una clasificación de las coplas que escuchó compartiendo con los pobladores de las zonas rurales que recorrió a lomo de mula, anotándolas y comparándolas.

De la vida misma. Hay coplas históricas, religiosas, de costumbres lugareñas, despedidas, penas, tristezas. Recuerdos, carnaval, destrezas, jocosas, satíricas, amorosas, entre otros tanto temas que permite la imaginación del que las crea, el que las canta y también recrea.

Los lugareños saben identificar perfectamente el canto de cada una de las regiones, al igual que el sonido de las cajas con que se acompañan tomando el instrumento con una sola mano y elevándola a la altura del hombro.

Es muy frecuente en las calles de San Salvador de Jujuy, en especial los alrededores del centro, luego de cruzar el puente Lavalle, escuchar a alguien cantar una copla, o por los bares de alrededor de la Terminal de Omnibus.

Quizá una copla tomada del Cancionero de Carrizo (200) resuma el espíritu que se va a vivir en Jujuy en los próximos meses: "Para carnaval / chupar y bailar./ Y para Cuaresma,/ hincarse y rezar".

Con el Encuentro de Copleros de Purmamarca y el Enero Tilcareño, pueblo ubicado a unos cuantos kilómetros más al norte, se va anticipando Carnaval en la provincia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS