Información Gral

Secuestros virtuales: punguistas y mecheras roban celulares de posibles víctimas

La Policía Federal advirtió sbre esta nueva modalidad, que se realiza en momentos de hacer la cola para ingresar a numerosos lugares de diversión.

Sábado 17 de Mayo de 2014

El delito conocido como secuestro virtual agregó en las últimas semanas una nueva modalidad para poder sorprender a potenciales víctimas, ya que ahora las bandas utilizan punguistas y “mecheras” para robar los teléfonos celulares a personas desprevenidas que hacen fila para entrar a cines, teatros, boliches u otro tipo de espectáculos.

Fuentes policiales revelaron a NA que el accionar de estos grupos delictivos “cambió como para no dejar nada librado al azar a la hora de llevar a cabo el hecho”.

Los punguistas o mecheras, quienes tienen rapidez para robar objetos, sustraen los teléfonos celulares de aquellos que están haciendo la cola para ver una obra, una película o ir a bailar.   Mientras la víctima no se da cuenta de que le robaron, comienza en marcha el secuestro virtual.

“Dependiendo el tiempo en que la víctima permanece dentro del espectáculo, los delincuentes revisan el celular y encuentran un montón de datos, entre ellos fotos, agenda con números y demás detalles. Generalmente en el directorio aparecen agendados los números como casa, mamá, papá y es ahí donde se produce el error más grande, porque se les facilita la tarea a los delincuentes”, indicó a NA un comisario de la Policía Bonaerense.

Este jefe, que prefirió no darse a conocer, pero confirmó que hubo denuncias por este tipo de robos y bajo esta modalidad, agregó que “durante el lapso en el que el potencial secuestrado permanece dentro de algún reducto, la familia entra en pánico y muchas veces llega a juntar la plata que piden los presuntos captores”.

“Es ahí cuando aparece el segundo error y la entregan antes de que el pariente vuelva a comunicarse y relate que le robaron el celular, pero que nunca fue secuestrado”, añadió.

Por su parte, el subjefe de la Policía Metropolitana, Ricardo Pedace, señaló que si bien no tuvieron denuncias relacionadas con este tipo de delitos “hay presunciones” que los llevan a estar alerta, porque “estas organizaciones delictivas, lamentablemente, se van perfeccionando para que la víctima tenga la menor cantidad de elementos para poder constatar si su pariente está en riesgo”.

“Antes, en las colas de espectáculos públicos, un grupo de personas que formaban parte de estas bandas, hacían promociones que eran inexistentes ofreciendo viajes de egresados o de turismo a jóvenes o personas mayores y al estar próximos a entrar al reducto en cuestión, dejaban en el cupón datos suyos y un número de teléfono, el cual aprovechaban para cometer secuestros virtuales”, detalló Pedace.

El subjefe de la Metropolitana agregó que “de esa manera lograban datos de una persona real que iba a estar dos horas en un evento publico y que al cual no había forma de ubicarlo en ese lapso”.

Pedace explicó que “es fundamental la prevención” y para ello sostuvo que “debe haber un diálogo permanente entre la familia, al tiempo que reveló que ”es bueno tener una especie de clave entre los parientes para poder saber si hay algún riesgo real o se trata de un secuestro exprés.

“Lo primero que se recomienda para no ser sorprendidos es poner en la agenda telefónica de un celular números con nombres de personas sin aclarar si es mamá, papá, hermano, tío, abuelo, casa. Y luego, ante algún llamado de este tipo, que ahora lo vienen haciendo de madrugada con gritos de alguien que está cerca del teléfono haciéndose pasar por un familiar, es cortar la comunicación”, detalló.

Pedace explicó que si el delito es real el pariente al que llamaron “va a ser debidamente notificado”, al tiempo que pidió, “más allá del nerviosismo que genera la situación”, comunicarse con el pariente en cuestión.

“Si la situación persiste y vuelven a llamar, hay que cortar y llamar al 911 o al 103, que es el teléfono de la Policía Metropolitana”, añadió.

Por otra parte, el subjefe de la fuerza porteña pidió que aquellas personas que están por entrar a un espectáculo público “revisen sus principales pertenencias y ante la falta del celular, ya sea por olvidarlo en casa o por robo, se comuniquen con sus allegados para explicarle que está sin celular y que en un determinado tiempo volverá a llamar”.

“Esta comunicación es importante, porque una vez que la víctima fue sorprendida y pagó el rescate, juntando dinero de toda la familia, logra horas después comunicarse con el hijo, pero los delincuentes lograron su cometido y se llevaron importantes sumas de dinero”, precisó.

Asimismo, el número dos de la Metropolitana, solicitó que aquellos que fueron víctimas del robo del teléfono celular “que hagan la denuncia ante la empresa de telefonía y esta a su vez lo haga ante la Secretaría de Comunicaciones para poder darle de baja al IMEI, que es la identidad del celular”.

“Cuando no se dan este tipo de pasos para dar la baja, el aparato vuelve al circuito ilegal clandestino, ya que cualquier persona compra un chip en el mercado negro y muchas veces los usan para delinquir. Nos pasó haber realizado procedimientos de trata de personas o narcotráfico y secuestramos muchos teléfonos”, detalló este jefe.

Por último, destacó “la prevención y la persecución judicial de los integrantes de las bandas” para combatir este tipo de delitos e indicó: “A la seguridad la hacemos entre todos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario