Información Gral

Se pudo sofocar el incendio que rodeó al balneario Las Grutas, en Río Negro

Una lluvia ayudó de manera providencial a bomberos y brigadistas. La Nación envió un avión hidrante para sumarse a la lucha contra las llamas.

Domingo 05 de Enero de 2020

El incendio que se desató en los alrededores del balneario Las Grutas, en la provincia de Río Negro, está controlado, aunque seguían ayer trabajando para apagar los últimos focos. En los operativos intervinieron brigadistas del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF), agentes de Protección Civil y bomberos voluntarios, quienes comenzaron a trabajar desde el jueves por la tarde, cuando comenzó el siniestro.

La lluvia que cayó sobre esta región la madrugada del viernes favoreció la tarea de los bomberos, pero todavía permanecerán las guardias en el perímetro de la zona afectada para evitar que se reavive algún foco. De todas formas, ayer no se divisaba ninguno activo.

El incendio que se originó en la parte oeste del departamento rionegrino de San Antonio se extendió desde los campos y amenazaba con llegar a la ciudad balnearia, por lo que cientos de personas que viven en el lugar fueron evacuadas. Incluso, las llamas alcanzaron a estar cerca del concurrido balneario Las Grutas.

El gobierno provincial explicó ayer que las condiciones para combatir el fuego no eran las mejores debido a las altas temperaturas y las fuertes ráfagas, aunque finalmente las precipitaciones ayudaron. Si bien el incendio está controlado y ya no hay riesgo de que afecte a las viviendas de la zona, se continuaba trabajando para terminar de apagar las llamas. La gobernadora, Arabela Carreras, viajó a la zona afectada para seguir de cerca la situación.

"Felicitamos a todos los que participaron en el operativo para combatir del incendio en Las Grutas". La gobernadora reconoció que la lluvia ayudó a terminar con el incendio. Además, Carreras le agradeció al gobierno nacional por haber prestado "el avión del Plan Nacional del Manejo del Fuego para combatir el incendio".

Más allá de que el peligro pasó y que la reacción al incendio de parte de las autoridades municipales, provinciales y nacionales pareció acorde con la urgencia, no deja de preocupar la falta de equipamiento como los aviones hidrantes. Río Negro, como toda la Patagonia, tiene una temporada de incendios en verano que requeriría de una flota propia de este tipo de aeronaves. Como ocurre en Australia (ver pag. 26) los incendios rurales o forestales serán cada vez más graves por causa del calentamiento global. Se supone que la sequía propia del verano patagónico se agravará.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario