Información Gral

Nadaba en la laguna de Cancún y murió tras ser atacado por un cocodrilo

Hizo caso omiso a las advertencias de los carteles y apenas alcanzó a ingresar unos metros en la laguna Nichupté. Falleció "de asfixia por ahogamiento y las lesiones a causa de las mordidas".

Lunes 13 de Abril de 2015

Un hombre falleció el sábado en la localidad turística mexicana de Cancún tras ser arrastrado por un cocodrilo mientras se bañaba en una laguna del famoso distrito hotelero, indicaron las autoridades.

Marco Antonio Sánchez, de 31 años se ahogó al ser sumergido por los cocodrilos, sin que éstos lo devoraran y su cadáver fue encontrado un día después, con varias huellas de mordidas.

"Falleció de asfixia por ahogamiento y las lesiones a causa de las mordidas, principalmente en brazos y hombros, propinadas por los cocodrilos, no fueron mortales", dijo José Lugo, director de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Quintana Roo.

La Laguna Nichupté-Bojórquez, separada del mar por una estrecha lengua de tierra, es una zona turística repleta de hoteles, clubes y balnearios. Su perímetro está señalizado y se advierte a los visitantes de que en sus aguas hay cocodrilos.

No obstante Sánchez hizo caso omiso y se introdujo en la laguna la tarde del sábado, apenas a 100 metros de uno de los hoteles, a la altura del kilómetro 9 de la avenida Kukulcán. Un amigo llamó al teléfono de emergencias poco después tras ver como un cocodrilo se llevaba arrastrado a Sánchez, según la averiguación previa del Ministerio Público.

El cadáver apareció flotando la madrugada del lunes en el embarcadero de una escuela de buceo local.

La laguna se caracteriza por sus numerosos cenotes sumergidos. Los cenotes son cuevas inundadas que proveen de agua dulce a la inundación de agua del mar que creó la laguna hace miles de años.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario