Información Gral

Los policías bonaerenses no podrán exhibir tatuajes ni mandar mensajitos de texto

La medida explica que no podrán exhibir tatuajes, aritos ni piercings en partes corporales visibles que "afecten la imagen y el decoro", y tampoco podrán distraerse enviando "mensajitos" de texto por celular ni jugar a las cartas en las comisarías bonaerenses. ¿La policía santafesina adoptará iguales medidas?

Martes 21 de Julio de 2009

Los policías bonaerenses no podrán exhibir tatuajes, aritos ni piercings en partes corporales visibles que "afecten la imagen y el decoro", y tampoco podrán distraerse enviando "mensajitos" de texto por celular ni jugar a las cartas en las comisarías.

Todas estas prohibiciones, junto con la imposibilidad de militar en política o desarrollar actividades gremiales, están incluidas dentro de las faltas tipificadas en la reglamentación de la nueva ley del Personal Policial, publicada en el Boletín Oficial.

Según se señala, jugar a las cartas o a otro juego de azar en las dependencias policiales constituye una falta simple que será penada con un "apercibimiento".

Pero difundir o transmitir reclamos contra la institución policial (como los efectuados hace unos meses por varios uniformados que pedían por la falta de chalecos antibalas y equipamiento), darán lugar a "faltas graves" que podrían derivar en cesantías o suspensiones de hasta 60 días sin goce de haberes.

En cambio, será juzgada como falta leve la utilización de telefonía celular o sistemas de audio "de manera abusiva" durante el servicio de custodia que genere la distracción del personal, de acuerdo con lo señalado por el diario El Día de esta ciudad.

En estos casos, la sanción podría llegar hasta la suspensión del agente por hasta 10 días sin goce de sueldo, según lo señalado.

Dentro de las faltas leves se incluye adoptar en público "posturas de descanso" en los servicios de a pie o en cualquier tipo de móvil, hallarse "en estado de ebriedad" fuera de servicio y conducir de manera riesgosa o imprudente vehículos oficiales cuando no existiera motivo alguno.

De acuerdo con lo indicado, podrán ser juzgados los policías por cometer faltas graves cuando asistan a manifestaciones populares o reuniones políticas vistiendo el uniforme o hacerlo de civil "sin autorización de su superior".

Tampoco podrán liberar el acceso a la prensa a hechos ocurridos entre el propio personal policial, cuyos detalles "puedan perjudicar el buen nombre de la policía".

Tampoco serán autorizados los efectivos a hacer manifestaciones públicas en medios de comunicación sobre cuestiones ajenas a la institución.

En otro de los capítulos, el Ministerio de Seguridad apunta al cuidado de las finanzas de los policías, al punto que tipifica como falta leve el hecho de que un agente contraiga deudas "sin necesidad", dejándolas impagas.

Finalmente, habla de faltas graves cuando un policía se endeude y ponga como garantía un colega que diera lugar a embargos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS