Información Gral

Los jubilados se quejan porque Pami les quitó 160 remedios gratuitos

Farmacéuticos alertaron que entre los medicamentos que quedaron sin cobertura 100 por ciento "hay antibióticos importantes". La obra social no consultó a médicos ni a farmacias.

Viernes 08 de Abril de 2016

Entidades farmacéuticas advirtieron ayer que en la lista de medicamentos del Pami que no tendrán cobertura al 100 por ciento "hay antibióticos importantes" y aseguraron que el instituto no consultó ni a los médicos ni a las farmacias antes de tomar la medida.

El director del Pami, el macrista Carlos Regazzoni, justificó la medida al afirmar que los remedios excluidos "no tenían utilidad clínica", entre los que había tinturas para el pelo, glicerina, átomo desinflamante y sangre de ternera, y expresó su compromiso de garantizar la cobertura al 100 por ciento para enfermos hipertensos, diabéticos, colesterol alto y con problemas oncológicos.

"Entre todos los desórdenes que encontramos en el Pami, donde había casi 400 mil afiliados fallecidos a los que cuales se les daba medicamentos, encontramos prescripciones inauditas que son las que sacamos de la cobertura", dijo el funcionario macrista.

En tanto, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Capital Federal, Claudio Ucchino, insistió en advertir que en el listado "hay antibióticos importantes como la amoxicilina con ambroxol o un jarabe con butetamato, que son productos que en invierno se usan mucho porque los abuelos tienen bronquitis o ese tipo de patologías". El Pami excluyó mediante una resolución unos 160 medicamentos de la lista con cobertura al 100 por ciento para sus afiliados y los puso bajo el régimen normal de cobertura, del 50 al 80 por ciento.

"Había algunos productos obsoletos, como cremas, que no tenían ninguna incidencia sobre un abuelo en algo que es crónico, pero algunos son antibióticos, antitusivos, que ahora pasarán a tener cobertura entre el 50 y el 60 por ciento", aseveró Ucchino. Ucchino sostuvo que las entidades farmacéuticas "no fueron consultadas" y dijo que ya hay casos de jubilados y pensionados afiliados al Pami que deciden "reducir la cantidad" de dosis porque no pueden pagar los remedios con los nuevos precios.

Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad, cuestionó que el Pami diga que "no tienen efectividad clínica probada" los medicamentos excluidos de la lista, al afirmar: "No se entiende que le sigan dando cobertura del 50 por ciento o del 80 por ciento a medicamentos que se consideran ineficaces".

Semino dijo que "es cierto que siempre hubo corruptela en el manejo de los medicamentos del Pami", pero criticó a las autoridades del instituto por haber decretado la medida "sin haber notificado con anticipación a los médicos de cabecera del Pami, para que no recetaran esos medicamentos".

La presidenta de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, la kirchnerista Carolina Gaillard, dijo que convocará al titular del Pami para que explique la reducción de la lista. Gaillard propondrá en la comisión citar a Regazzoni el 19 de abril para que dé cuenta de la medida.

"Es un desprecio total". La diputada por Entre Ríos advirtió que "sumarle a los tarifazos en los servicios de luz, gas, agua y transporte, la decisión de reducir la lista de los medicamentos que tienen 100 por ciento de cobertura, es un desprecio total por la salud de nuestros adultos mayores".

En tanto, la diputada por el Frente Renovador y presidenta de la Comisión de Personas Mayores, Mirta Tundis, sostuvo que la decisión del Pami "es como si estuvieran jugando con la angustia de los jubilados. La plata está, pero el gobierno nacional parece que gobierna para los ricos".

"Le bajan los impuestos a las mineras y al tabaco a costa de la salud de nuestros abuelos. Es un error del gobierno nacional reducir la lista de medicamentos, proponemos aumentarla porque la plata está", manifestó Tundis. "Es una muy mala noticia porque en lugar de ampliar el listado de la cobertura social se la achica, y la situación es preocupante porque cada jubilado consume entre seis y siete medicamentos", alertó la legisladora, que también es presidenta de la comisión de Personas Mayores.

Tundis explicó que a esta situación se "le debe sumar que los medicamentos han incrementado sus costos en un 30 por ciento en el último semestre", lo cual "no es algo barato para los jubilados".

"No puedo creer que esto esté sucediendo, se lo complica al jubilado con trámites y se lo perjudica en su bolsillo. Me parece que es algo que nadie esperaba", enfatizó la diputada, y citó el caso de España o Italia, donde "los jubilados no pagan los medicamentos".

Asimismo, señaló que "a pesar de la tarifa social, no todos pueden acceder a ella".

Placebos y antidepresivo. Moisés Schapira, gerontólogo y director de un centro para adultos en Buenos Aires, apuntó que en la lista de los medicamentos excluidos predominan remedios que no son para uso crónico aunque sí varios de uso frecuente.

Schapira señaló que hay un muy buen número de productos ineficaces, muchos de los cuales no pasan de ser placebos que, sin embargo, a veces son caros y presentan la complicación de tener efectos secundarios adversos, como algunos antiartrósicos.

En otros casos, explicó, son medicamentos que tienen utilidad pero son muy poco utilizados, por ejemplo, el rabeprazol, que actúa reduciendo la cantidad de ácido producido por el estómago y para el que hay varias alternativas. Igual es el caso de la famotidina, usada para el tratamiento de úlceras estomacales.

En el caso de las presentaciones de la amoxicilina excluidas, Schapira indicó que no son para enfermedades crónicas. Sí le llamó la atención la exclusión de la agomelatina, un antidepresivo muy nuevo y eficaz, además de caro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario