Información Gral

Las imágenes de un mundo que se esmeró para recibir el nuevo año

Casi un millón de personas atestaron Times Square en Nueva York, el puerto de Sydney se iluminó con fuegos artificiales y la comunista Vietnam se salió de sus esquemas con una cuenta regresiva al estilo occidental para recibir el año nuevo 2011.

Domingo 02 de Enero de 2011

Casi un millón de personas atestaron Times Square en Nueva York, el puerto de Sydney se iluminó con fuegos artificiales y la comunista Vietnam se salió de sus esquemas con una cuenta regresiva al estilo occidental para recibir el año nuevo 2011.

Una bola de cristal de 32.000 luces descendió a la medianoche en Nueva York al tiempo que una lluvia de confeti inundó el lugar en una celebración bulliciosa en la ciudad más cosmopolita del mundo.

En Europa, los griegos, irlandeses y españoles comenzaron la celebración por la noche para dejar atrás un año de apuros económicos. En Japón, miles de personas soltaron globos con mensajes de sueños y esperanza mientras el mundo recibía festivamente el 2011.

Al despejarse el cielo que amenazaba con lluvia, unas 50.000 personas -muchas con grandes y brillantes pelucas este año- se congregaron en la plaza de la Puerta del Sol en el centro de Madrid para participar en la tradicional ceremonia de "Las Uvas", en que los presentes se comen una uva en cada una de las 12 campanadas que a la medianoche anuncian el Año Nuevo.

En Comayagua, en la región norte de Honduras, miles de personas se congregaron en la catedral donde hay un reloj de 910 años de antigüedad para festejar el arribo del Año Nuevo con juegos pirotécnicos, actos culturales y bailes.

El reloj, que aún funciona, fue construido en el año 1.100 y colocado inicialmente en La Alhambra de Sevilla, España. Lo donó a Comayagua el rey Felipe III y desde 1715 está en la torre del templo católico hondureño.

En Nueva York, la fiesta pública para recibir el año nuevo tuvo lugar días después de que una tormenta de nieve paralizara la ciudad y zonas circundantes. Esta fiesta es la de mayor realce en Estados unidos para despedir el año viejo y recibir el año nuevo.

Los neozelandeses y los ciudadanos de las naciones isleñas del Pacífico Sur estuvieron entre los primeros que celebraron el Año Nuevo en el mundo. En Auckland, Nueva Zelanda, sobre el edificio Sky Tower surgieron fuegos artificiales de rojo, oro y blanco, mientras decenas de miles de personas bailaban y cantaban en las calles abajo. En Christchurch, los festejos se cumplieron cabalmente a pesar de un sismo menor con una fuerza de 3,3 que ocurrió antes de las 22:00 horas.

Un estallido multicolor y sonoro de juegos pirotécnicos iluminó el cielo de medianoche en el Puerto de Sydney para el asombro de 1,5 millones de espectadores. “Este tiene que ser el mejor lugar del mundo para estar presente esta noche”, exclamó Marc Wilson, de 41 años.

Cientos de miles de personas se reunieron en el Puerto Victoria de Hong Kong para presenciar un espectáculo de fuegos artificiales desde los techos de 10 de los edificios más famosos de la ciudad.

En la capital vietnamita de Hanoi, unas 55.000 personas abarrotaron un plaza frente a un elegante teatro para participar en la primera cuenta regresiva para recibir el Año Nuevo, un aspecto occidental que fue completado con luces estroboscópicas y música tecno que retumbaba en el lugar.

En Dubai, el rascacielos más alto del mundo fue alumbrado con fuegos artificiales desde su capitel en forma de aguja a 828 metros (casi media milla) de altura. Del Burj Khalifa también surgieron rayos plateados en un espectáculo de 10 minutos.

Los italianos reciben el Año Nuevo con juegos pirotécnicos que son ilegales, en plazas y callejones. Esta tradición deja por lo regular numerosos lesionados en manos y ojos.

En Londres había mejorado el clima luego de varias semanas de temperaturas gélidas, lo cual permitió la participación de unas 250.000 personas en los festejos, que incluyen el tañido del Big Ben a la medianoche. (AP, Reuters y DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario