Información Gral

La sonda Phoenix se aproxima a Marte: buscará indicios de vida en el planeta rojo

Tras un viaje de casi diez meses, la sonda espacial norteamericana Phoenix se aproxima a Marte, donde se calcula arribará en la noche del domingo al lunes, informó hoy la agencia espacial estadounidense Nasa. Phoenix, cuya misión es buscar indicios de vida en el planeta rojo, se encuentra actualmente a unos 4,5 millones de kilómetros de su meta. “La sonda está en buen estado. Todos los sistemas están estables y trabajan normalmente”, señaló la agencia en un comunicado.

Viernes 23 de Mayo de 2008

Tras un viaje de casi diez meses, la sonda espacial norteamericana Phoenix se aproxima a Marte, donde se calcula arribará en la noche del domingo al lunes, informó hoy la agencia espacial estadounidense Nasa. Phoenix, cuya misión es buscar indicios de vida en el planeta rojo, se encuentra actualmente a unos 4,5 millones de kilómetros de su meta. “La sonda está en buen estado. Todos los sistemas están estables y trabajan normalmente”, señaló la agencia en un comunicado.

Phoenix Mars es una sonda espacial construida por la Nasa, lanzada el 4 de agosto de 2007 desde la base de Cabo Cañaveral con destino al planeta Marte. Su objetivo es descender y hacer perforaciones en el suelo para tomar muestras a diferentes profundidades. La capa de agua helada en las altas latitudes septentrionales es objetivo prioritario.

El programa científico es un esfuerzo conjunto entre universidades de Estados Unidos, Canadá, Suiza, Dinamarca y Alemania. Su objetivo primario es llegar a una región cercana al Polo Norte de Marte, desplegar su brazo robot y hacer un agujero para examinar el subsuelo.

No es la primera vez que esto se intenta. En 1999, la sonda Mars Polar Lander se estrelló cuando iba a aterrizar; por otra parte, la misión Mars Surveyor Lander, fue suspendida antes de partir en 2001. Dos de los instrumentos diseñados para esta última se han renovado e incorporado a Phoenix. El nombre de Phoenix, Fénix en español, se eligió para indicar de forma metafórica el renacimiento de estas dos misiones.

A diferencia de los tres últimos descensos con éxito de sondas de la Nasa en Marte (Mars Pathfinder, Spirit y Opportunity), que utilizaron bolsas de aire para amortiguar el impacto con el suelo, Phoenix vuelve al descenso con pequeños cohetes similares a los que llevaban hace tres décadas las dos sondas Viking para posarse en el suelo marciano tras el inicio del descenso con paracaídas.

La misión tiene varios objetivos:

* Determinar si hubo vida en Marte.
* Caracterizar el clima marciano.
* Estudio de la geología de Marte.
* Prepararse para la exploración humana de Marte. Se estudiará la historia geológica del Agua, la cual es la llave para descifrar el pasado de los cambios climáticos del planeta. Phoenix buscar zonas que puedan ser habitables gracias a su cercanía a regiones con agua congelada.

La misión principal deberá durar 90 días marcianos o cerca de 92 terrestres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario