Información Gral

La historia de una nena autista que empezó a hablar cuando le regalaron un gatito

Tiene seis años y sólo se expresaba a través de la pintura. Fueron los seguidores en las redes sociales quienes recomendaron a sus padres que le compren un felino. Mirá el video 

Martes 15 de Marzo de 2016

Iris Grace Halmshaw tiene seis años, es autista y su conexión con el mundo exterior es gracias a su gato Thula que la acompaña en todas sus aventuras.
 
El vínculo entre ambos es tan profundo que Iris comenzó a hablar cuando el felino arribó a su vida. También se animó entrar en contacto con el agua, situación que le causaba un pánico inentendible para sus padres. Thula es quien la motivó para nadar juntos. Ahora, hasta se bañan a diario. No importa la cantidad de pelos que su gato pierda.
 
Iris vive en el Reino Unido. Como puede verse en los videos, ambos hacen todas sus actividades en conjunto. Thula es una de las máximas compañías de la pequeña, quien encontró en ese animal un compañero que la conecta con el mundo. Nadan, pasean en bicicleta, juegan, navegan.
 
Antes de Thula, la niña se expresaba mediante el arte, el éxito de los cuadros era tal -al mejor estilo Monet- que eran vendidos hasta en dos mil dólares. Sus seguidores en las redes sociales fueron tantos, que fueron ellos quienes comenzaron a sugerirle a Arabella -ala mamá- que consiguiera un gato de raza Maine Coon para que le hiciera compañía a su pequeña hija. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario