Información Gral

El terremoto que sacudió a Chile corrió a Mendoza 13 centímetros hacia el oeste

Buenos Aires se movió 3,39 centímetros, San Luis 8,8 y Neuquén 12, mientras que la ciudad chilena de Santiago se desplazó unos 28 centímetros y Concepción se corrió unos tres metros hacia el oeste-sudoeste.

Martes 09 de Marzo de 2010

Buenos Aires.- El terremoto que devastó Chile el mes pasado desplazó unos tres metros hacia el oeste a la ciudad de Concepción, unos 28 centímetros hacia el oeste-sudoeste a Santiago y algo menos de cuatro centímetros hacia el oeste a la capital argentina, en tanto que Mendoza sufrió un movimiento de algo más de 13 centímetros hacia el oeste, según afirmaron expertos de Estados Unidos en base a observaciones satelitales.

El sismo de 8,8 grados en la escala Richter, ocurrido el 27 de febrero, afectó en ese aspecto otros lugares del continente americano, como las islas Malvinas y la ciudad brasileña de Fortaleza, entre unos treinta puntos de ese país.

Este sismo, el quinto más potente desde que se cuenta con instrumentos para medir su magnitud, también desplazó la ciudad de Valparaíso, en Chile, según mediciones satelitales realizadas antes y después del fenómeno, con GPS colocados en diversos lugares.

Los especialistas responsables del estudio provienen de las universidades estadounidenses de Ohio, Hawai y Menfis, el Instituto Tecnológico de California y entidades de América del Sur.

La Universidad de Ohio, una de las que lideran estos estudios, publicó en internet un mapa con la estimación de los desplazamientos registrados, que irá actualizando con nuevos datos y se puede consultar en la dirección http://researchnews.osu.edu/archive/chilequakemap.htm.

Según ese mapa, las ciudades argentinas que se desplazaron, todas en dirección oeste, con leves variantes al norte o sur, son Buenos Aires (3,39 centímetros); las bonaerenses de La Plata (2), Olavarría (4,2), Tandil (3,6) y Bahía Blanca (4,4); la pampeana General Acha (8,6); Neuquén (12); Mendoza (13,4) y San Luis (8,8 centímetros).

Según el diario “The Washington Post”, muchos de los principales sismólogos estadounidenses se desplazaron de inmediato a Chile tras el terremoto, dado que sus características lo han convertido en un “laboratorio sismológico” único para estudiar estos fenómenos.

El experto de la Escuela de Oceanología de la Universidad de Hawaii Ben Brooks dijo hoy a medios estadounidenses que “el terremoto del Maule probablemente se convertirá en uno de los más importantes, si no el más importante de todos los sismos jamás estudiados”.

“Hoy en día tenemos instrumentos modernos, precisos para evaluar este acontecimiento y dado que el lugar (del epicentro) colinda con un continente, podremos obtener densas muestras espaciales de los cambios que causó”, explicó.

Para el experto, “un evento de estas características constituye una oportunidad sin precedentes para la comunidad de estudiosos si se hacen determinadas observaciones de manera rápida y exhaustiva”, agregó.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (Nasa) anunció días atrás que, según cálculos preliminares, el terremoto movió el eje de la Tierra en unos ocho centímetros, lo cual podría ocasionar que los días fueran más cortos.

Richard Gross, experto de la Nasa, usó un complejo modelo matemático cuyos resultados indican que el sismo “debería haber acortado la duración de un día terrestre en unos 1,26 microsegundos”.

Mediciones con GPS. El ingeniero nuclear Jorge Barón, titular del Instituto de Mecánica Estructural y Riesgo Sísmico (Imeris), el estudio referido “son mediciones de estaciones GPS permanentes que están en territorio argentino y chileno”, donde se mostraba a través de fotos, el “cambio que se ha producido en estas estaciones durante el terremoto del Maule”.

“En el terremoto se han desplazado estas estaciones, quiere decir que se ha desplazado la tierra hacia el oeste”, dijo el especialista, y precisó que, “en realidad, esto nos está mostrando que es toda una deformación que ha ocurrido en lo que es la franja central, sobre todo centro-oeste de Argentina y Chile”.

El experto recordó que el terremoto del 27 de febrero pasado “el terremoto fue en el mar”, mientras que los datos esbozados “fueron medidos sobre la tierra”. El titular del Imeris dijo que “seguramente en el mar la deformación o el desplazamiento ha sido mucho más grande”. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS