Información Gral

"El error fue el video de La Cámpora", dijo Costantino por la polémica sobre Evita

La controversia se desató en la Bienal de Venecia, por la obra de Nicola Costantino y Fernando Farina sobre Eva Perón, que sufrió una "intervención" de la Cancillería argentina.

Lunes 10 de Junio de 2013

La 55 Bienal de Venecia, que abrió sus puertas al público la semana pasada ya cuenta con protagonistas rosarinos, pero no sólo en lo que respecta a las obras que allí se exponen, sino en cuanto a las polémicas que se abren en torno a ese reconocido espacio de la cultura contemporánea y que ahora estallaron sobre la gran instalación llamada "Rapsodia inconclusa", de Nicola Costantino, una "poética interpretación" de Eva Perón en su país, según definió la propia autora, cuyo curador es el también rosarino Fernando Farina.
.
Las críticas surgieron tras una intervención de la Cancillería argentina que agregó videos explicativos en el pabellón uno de los cuales mostraba a integrantes de La Cámpora y de los que Costantino y el curador desligaron su responsabilidad. 

"Es un recorrido en donde no se la representa a Eva de la manera tradicional y dogmática sino muy poética y metafórica", arrancó explicando en su contacto con "El primero de la mañana" por La Ocho. Este proyecto que estoy haciendo desde hace dos años fue elegido para ir a la bienal y a la Cancillería, que es responsable del envío, le pareció que hacía falta explicarlo un poco más".

"El error fue que aparece la juventud de La Cámpora en los videos que ellos agregaron y eso hace ver como que Eva reencarnó en el kirchnerismo, no había visto el material hasta la inauguración y empecé a tener cuestionamientos de periodistas y curadores de la bienal muy enojados. Decían que ningún pabellón tiene que tener impronta política de ningún gobierno y esto altera la intención de la obra. Pero queda claro que yo no era responsable de esto aunque hubo quejas y cayó muy mal. Ahora los diarios toman esta polémica y aparecen los comentarios sobre esto", señaló Costantino sobre el origen del entredicho.

"Lo que si yo quedo pegada con esto es porque se supone que el curador y el artista son responsables de todo lo que hay en el pabellón y el curador tampoco tuvo ningún acceso al material antes de que lo pusieran...igual esto no es contra el gobierno, es un error de la Cancillería", insistió la rosarina. 

"Después de varias notas y comentarios apagué las luces, desconecté los videos y quedó a oscuras ese sector. Para asegurarme escribí en la pared que el artista y el curador consideraban ese espacio innecesario y que podía confundir en la interpretación de la obra", explicó sobre su reacción. "La mía es como una visión totalmente diferente, además artística y no política", aclaró concluyente Nicola Costantino sobre su obra y la polémica que se desató en torno a la intervención de la Cancilleria argentina que hicieron que tanto ella como Farina se enfurecieran por la decisión oficial.

La instalación y la polémica intervención

La obra en cuestión se presenta en la actual edición de la bienal de Venecia entre los 88 pabellones nacionales, incluido el de el Vaticano, junto al que se halla el de Argentina con la gran instalación de la rosarina Nicola Costantino, que está dividida en cuatro partes.

En la primera hay proyecciones panorámicas de videos en los que Costantino hace el papel de Evita en la sala de su casa, en la segunda las imágenes sólo aparecen en dos espejos de su dormitorio, pero en la tercera la ex primera dama ha desaparecido y sólo se ve un arnés motorizado que se desplaza en línea recta dentro de una habitación de cristal, chocando a veces con sus paredes.

Según la artista, esto hace referencia a una estructura de metal supuestamente usada por Eva Perón, cuando ya estaba mortalmente enferma, para mantenerse en pie durante su última aparición pública.
En la parte final de la instalación, hay una mesa de acero inoxidable con una montaña de lágrimas de hielo, que aluden a la tristeza de millones de sus seguidores cuando murió.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a través de su cancillería instaló un "espacio informativo institucional" para ofrecer la versión oficial de la imagen de Evita, con tres grabaciones de video, tituladas Vida, Muerte y Resurrección.

La selección gubernamental hace pensar en la imagen del peronismo (y el kirchnerismo) que proyecta en Buenos Aires el Museo del Bicentenario, inaugurado en 2011, algo que según aclaró Costantino, en Venecia pareció quedar fuera de lugar.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario