Información Gral

Diez lecciones para vivir con más alegría y plenitud

Ser bueno con los extraños, hacerse voluntario, asumir más riesgos, son algunos de los cien consejos que aparecen en un libro para enriquecer la calidad de vida de las personas.

Viernes 06 de Junio de 2014

Como un tesoro para enriquecer la calidad de la vida profesional, personal y espiritual de una persona, describe Robin Sharma su libro "Lecciones sobre la vida del monje que vendió su Ferrari". Se trata de una compilación de las mejores propuestas del experto en liderazgo, crecimiento personal y formación de altos ejecutivos, para vivir con más determinación, alegría y plenitud.

El texto incluye 101 lecciones vitales, de las cuales seleccionamos las 10 que mostramos a continuación:
 
1.- Cada día, sé amable con un extraño. una vida llena de sentido está formada por la suma de una serie de actos cotidianos de decencia y bondad. Si haces sonreír aunque solo sea a una persona durante el día o levantas el ánimo de un extraño, tu día habrá valido la pena.

2.- No pierdas la perspectiva. para disfrutar de una vida más feliz y sentirnos realizados cuando nos hallemos en circunstancias difíciles, debemos estar dispuestos a cambiar nuestra perspectiva y preguntarnos continuamente: "¿Hay un modo más sabio e ilustrado de ver esta situación aparentemente negativa?" El tiempo que pasamos en el planeta es muy breve. En el esquema general de las cosas, nuestras vidas son solo notas pasajeras en el lienzo de la eternidad. Por eso, ten la sensatez de disfrutar de tu viaje y saborear el proceso.
 
3.- Honra tu pasado para buscar soluciones. cada segundo que te demoras en el pasado se lo robas a tu futuro. Cada minuto que empleas absorto en tus problemas, se lo robas a la búsqueda de soluciones. Y pensar en las cosas que desearías que nunca te hubieran sucedido en realidad impide que las cosas que deseas entren en tu vida. Emplea las lecciones que has aprendido de tu pasado para abrirte a una nueva dimensión de conciencia e iluminación.
 
4.- Empieza bien el día. los 30 primeros minutos después de levantarte son los momentos más valiosos del día y tienen una profunda influencia en la calidad de cada minuto posterior. Si tienes la sabiduría y la autodisciplina necesarias para asegurarte de que, durante este período clave, solo ocupen tus pensamientos las ideas más puras y las acciones más nobles, notarás que como consecuencia tus días se desarrollarán de manera maravillosa.
 
5.- Cuida del templo. deberíamos tratar a nuestros cuerpos como templos y considerarlos sagrados si es que albergamos la esperanza de llevar una vida plenamente realizada. El ejercicio regular no solo mejorará tu salud, sino que además te ayudará a pensar con más claridad, alentará tu creatividad y te ayudará a sobrellevar el implacable.
 
6.- Ríe más. se ha demostrado que reír a diario mejora el estado anímico, estimula la creatividad y nos proporciona más energía. Conecta con tu lado más juguetón y disfruta de los maravillosos efectos de una buena carcajada.
 
7.- Asume más riesgos. para vivir la vida plenamente, empieza a asumir más riesgos y hacer las cosas que temes. El verdadero secreto de una vida de abundancia radica en dejar pasar los días buscando seguridad y empezar a emplear el tiempo en perseguir las oportunidades.
 
8.- Ve a tus hijos como bendiciones. el mejor regalo que puedes hacer a tus hijos es el de tu tiempo. Y uno de los mejores regalos que podrás hacerte a ti mismo es disfrutar de tus hijos y verlos como lo que de verdad son: los pequeños milagros de la vida.
 
9.- Hazte voluntario. dar de regalo nuestro tiempo trabajando como voluntario a favor de quienes tienen menos que nosotros es una excelente manera de recordarnos con regularidad la abundancia de la que disfrutamos en la vida.
 
10.- Escucha música a diario. la música puede levantarte el ánimo, devolverte la sonrisa a los labios y enriquecer enormemente la calidad de tu vida (…) Escuchar aunque sea solo unos minutos de música todos los días es una manera sencilla, pero poderosa de dominar tus estados de ánimo y de mantenerte optimista.
 
 
Y agregamos dos más:
 
Deja de condenar. para llevar una vida más feliz y pacífica, empieza por comprender que la riqueza de nuestra sociedad nace de su diversidad. Deja de echar culpas y condenar. Acepta toda la responsabilidad de cómo están las cosas y resuélvete a esforzarte por cambiar tú antes de intentar cambiar a los otros.
 
Ama tu trabajo. Uno de los secretos para disfrutar de una vida larga y feliz es amar el trabajo que hacemos (…) Si amas tu profesión, descubrirás que nunca tendrás que volver a trabajar en tu vida. Tu trabajo será como un juego y las horas se te pasarán volando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario