Información Gral

"Busco habitación, pago con sexo", aviso de la crisis española

Abundan los inquilinos que se ofrecen a tener intimidad con su casero para poder vivir gratis. En la web se muestran nombres y números de teléfono con mensajes claros con ese fin.

Miércoles 26 de Diciembre de 2012

En medio de la crisis económica europea que tiene a España como uno de los principales afectados se comenzaron a conocer numerosos anuncios de gente que ofrece habitaciones a cambio de sexo: Son cada vez más los inquilinos que se disponen a mantener relaciones sexuales con su casero para poder vivir gratis.

En la red se muestran nombres y números de teléfono explícitos con mensajes claros: "busco habitación, pago con sexo". Tras contactar a caseros e inquilinos los testimonios reflejan que los interesados en regalar el alquiler de una habitación son los que fijan las normas y entre las condiciones que plantean casi todos coinciden en pedir unos determinados requisitos físicos.

En una de las llamadas de un programa de investigación de la TV de España, el casero señala que "si nos conocemos y nos gustamos verás que no me importa que te quedes en mi casa sin que pagues nada" y en otra la inquilina que habla con el anunciante tiene que describirse: "soy morena, bastante alta, delgadita". El hombre accede a quedar con la interesada que, aunque no la ha visto, parece encajar con el perfil que busca.

En la mayoría de los casos, los gastos del piso van incluidos con el pago sexual. Una de las conversaciones entre el equipo de investigación de un programa español y el potencial casero, este se muestra de lo mas generoso:"aquí te mato, te satisfago a ti y luego tú a mí" y avisa de la frecuencia con la que le gustaría mantener estas relaciones: "Como todo hombre pues por pedir se pide todos los días".

En otra conversación además de la casa gratis ofrecen trabajo y todo por el mismo precio.

Muchas personas ofrecen mantener relaciones sexuales para ahorrar dinero o no pagar nada por la vivienda. Con la crisis este sistema se ha ido incrementando. La mayoría de los que lo ofrecen sexo como renta, están preparados para lo que les espera.

Cuando el periodista dice que busca sexo con sus inquilinos la respuesta es bastante clara: "Vale, no me importa, si a la vez tengo la habitación y encuentro sexo pues mejor". El patrón se repite en el resto de las llamadas y los futuros inquilinos se muestran abiertos a negociar un precio más bajo o la rebaja total del alquiler a cambio de mantener relaciones sexuales.

En las dos partes de la investigación de un programa español, se puede ver como tanto los que buscan como los que ofrecen alquilar esa habitación por sexo, apenas tienen reparo en arreglar inmediatamente. La investigación refleja el funcionamiento de un sistema para alquilar casa cada vez más habitual en el país ibérico. (Fuente: cascaraamarga.es)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario